Una lanza en favor de 'El Comidista TV'










Verano de sequía en televisión. Arrancamos agosto de 2017 sin un éxito que llevarnos a la boca: es cierto que algunos formatos que ya conocíamos como 'Viaje al centro de la tele' o 'En el punto de mira' se han revitalizado en esta época. Lejano queda ya el verano de 2005, año en el que la canción del verano fue 'Pasión de Gavilanes' en Antena 3, con permiso del resucitado 'Operación Triunfo' de Telecinco. Doce años después no tenemos nada nuevo bajo el sol que llevarnos a la boca: Atresmedia ha decidido amarrar presupuesto con enlatados, TVE ni está ni se la espera, y Mediaset no ha logrado revivir los noventa con el nuevo 'Lo que necesitas es amor' de la mano de 'All you need is love', 'Moros y Cristianos' con 'Mad in Spain', y 'La Parodia Nacional' con 'Me lo dices o me lo cantas'.

Lo único a destacar de esta batería veraniega es ese formato singular y refrescante llamado 'El Comidista TV', elaborado con mimo, con un gran guión y una estupenda puesta en escena. Atresmedia debiera saber que tiene una joya entre las manos y que la receta para que este programa sea mañana estrella en La Sexta consta de paciencia a raudales. Quizás el apetitoso escaparate del domingo noche, donde brilla en el curso escolar 'Salvados', se lo que únicamente necesiten Mikel López Iturriaga y su equipo. Porque en los miércoles 'El Comidista TV' no está logrando los números esperados: esta semana el programa intentó desmitificar la cocina de vanguardia con el sobresaliente Andoni Luis Aduriz, más honesto y menos pretencioso que sus cuates, de la mano de López Iturriaga en compañía de un grupo de simpáticos jubilados. Pero la audiencia sigue sin acompañar: gris 4,6% de share, pese a la escuálida competencia y pese a que La Sexta respetó el producto al no guillotinarlo con pausas publicitarias.

Los ansiosos directivos televisivos deben darle stop a sus impulsos y ver que 'El Comidista TV' es uno de los mejores formatos que hemos paladeado en los últimos tiempos en la televisión generalista. Solo por eso Atresmedia debe apostar por él. 


Comentarios