Trece respira: tres razones que motivan la alegría navideña de Barriocanal











No corren buenos tiempos en Trece, cadena que acumula más de 70 millones de euros de pérdidas y que este año ha despedido a la mayor parte de su plantilla. Aun así hay tres asuntos por los que la cadena que dirige de facto Barriocana ha acabado el año respirando: los Obispos han decidido su continuidad, la UTECA estudia la posibilidad de pedir que se rebajen las insportables facturas técnicas de emisión de Abertis a los canales pequeños (más de 5 millones de euros anuales), y la audiencia está respondiendo de forma positiva a los cambios en la parrilla del canal. Este hecho encierra una evidencia: el público prefiere a Trece como un canal temático cinematográfico que como una Intereconomía 2.0.

Un buen final de año 

Trece canceló en verano 'Más claro agua', 'La Marimorena' y eliminó prácticamente sus servicios informativos tras la destitución de Alfredo Urdaci, hecho al que se le añadió la polémica cancelación de 'Detrás de la verdad', adelantada por La Mosca Mediática. Pero en noviembre Trece creció hasta un 2,2% de share, lo que supone su segundo mejor mes en 21 meses. En los 13 primeros días de diciembre el canal acumula otra subida, 2,3%, por lo cual se acerca a su máximo histórico, 2,5% de share en enero de 2016. Harina de otro costal para Barriocanal será la renovación de Carlos Herrera, que se ha enquistado con varias humillaciones públicas del locutor almeriense.

Leer más: La intrahistoria de la cancelación de 'Detrás de la verdad'




Comentarios

  1. Y conseguirá magníficos resultados cundo desaparezca Antonio Jiménez y su sectario programita.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario