'Carretera y manta' cambia de formato






Jesús Cintora estrenó formato a finales de noviembre en La Sexta tras seis meses de espera. El líder del mediodía, hasta que Vasile lo echó, se puso al frente de 'Carretera y manta', que en su estreno denunció con acierto la precariedad laboral en Vigo y a la semana siguiente viajó a La Línea para hablar del narcotráfico, al calor del éxito de 'Estrecho'.

El tercer programa versó con acierto sobre la despoblación... en un lugar equivocado, Cantabria (109 habitantes por kilómetro cuadrado, cuando la media española es de 92 y la de Soria, de la que se habló en abundancia en el programa, no llega a 9). El efecto Revilla es lo que tiene.

El ambicioso formato cosechó en sus tres primeros programas un aceptable 7,3% de share, por encima de la media de la cadena pero debajo de lo que había logrado otro producto de Cuarzo en las noches de los miércoles en La Sexta, '¿Te lo vas a comer?', que promedió un 12,6% en su primera tanda.

Quizás esa fue la razón que llevó ayer a la cadena a convertir a 'Carretera y manta' en una mezcla de '¿Te lo vas a comer?', ya que Chicote investigó el precio de las aceitunas, y de 'Expediente Marlasca', con Manuel Marlasca hablando sobre el crimen de Laura Lelmo, tema de la semana en una televisión matinal que hace bueno al inofensivo marujeo en los noventa de la Campos. Esperemos que Cintora haya levantado la audiencia en Pinto, lugar que no aportaba nada al relato. Al menos se han ahorrado kilómetros a costa de rediseñar el formato...


Comentarios