Javier Cárdenas y el caso del alicatador incestuoso










Javier Cárdenas arrancó ayer temporada su televisiva tras haber provocado un terremoto interno por su último capricho, desvelado en exclusiva de forma puntual por La Mosca Mediática. El locutor ha exigido exclusividad a sus colaboradores, hecho que ha provocado la salida de su hermana y su sobrina de 'Hora Punta'. La situación también ha provocado la ruptura del universo Arús y asociados, que componían hasta la pasada temporada 'Arucitys', 'Levántante y Cárdenas' y 'Hora Punta', espacios que compatibilizaban varios periodistas.

Ayer 'Hora Punta' no defraudó al arrancar su segunda temporada entrevistando a un señor que se casó con su hermana. El señor gallego, "yo soy alicatador", apuntaba que su vida privada no le interesaba a nadie. Lo hizo en el mismo momento que estaba exponiendo su mercancía familiar y un segundo antes de que Cárdenas diese paso a un reportaje en el que los vecinos del señor Moya opinaban sobre su vida privada, esa que no interesaba a nadie. También tuvo la estrella de Europa FM la ocurrencia de grabar con cámara oculta a una parroquia dominada por un sacerdote que negó haber dicho que los hijos de Moya eran "hijos de Satanás".

Con el aroma a Puerto Urraco instalado en nuestras fosas nasales, Cárdenas zigzagueó y se marchó a entrevistar a un singular bombero que entrega su vida a rebuscar en basureros y plazas aquejadas por botellones. Su objetivo vital, el del bombero, no el de Cárdenas, es ganar premios a base de tapones de botella y etiquetas de bebidas azucaradas. El tal Luis Ortega, muy pillo, presume de haber conseguido premios por valor de un millón de euros. "Qué mano tienes", apuntaba con tono guasón Cárdenas, siempre al quite. Y el bombero de los botellones no se quedó atrás: "Tengo dos manos". Parecía que era imposible superar el nivel de 'Hora Punta', que como vemos nunca llama a los más listos de la clase. No vaya a ser que le salga urticaria a Cárdenas, que ha disfrazado a Alejandra Castelló como una especie de Glòria Serra de mercadillo.

El remate lo pusieron los chicos de 'Pura Magia', programa del que según Cárdenas hablaba todo el mundo en verano. Se nota que lo ha cobrado, como factura 'Hora Punta', programa que se sacó de la manga tras aguardar un lustro de silentes desprecios de Atresmedia, de coquetear ligeramente con Mediaset, de ver como José Ramón Díez le rechazaba el citado invento y como Eladio Jareño, ex jefe de prensa de Sánchez Camacho, le premiaba sus excesos anticatalanistas con dos encargos de nivel subterréano. En Twitter se leía "Todo son risas hasta que te das cuenta que vamos a pagar el sueldo de Carlos Herrera y Javier Cárdenas". Solo falta Jiménez Losantos, le faltó apuntar. ¡Ah, no! Que la estrella de esRadio factura 'Libros con uasabi' de La 2. Seguimos leyendo al pájaro loco: "Llevo viendo el programa de Javier Cárdenas 3 minutos y me han quitado ya el título universitario". Y los empastes, viendo el nivel de entrevistados. En la competencia Wyoming volvía con ritmo y Motos con Alonso, coleccionando 'El hormiguero' ya doce temporadas en antena. No aguantará tantas Cárdenas, rehén de un consejo de RTVE que está a punto de renovarse y democratizarse para su desgracia.


Comentarios