8 TV cancela los programas de Alfonso Arús y Sandra Barneda; las siete claves ocultas de la crisis







El diario catalán Ara desvelaba la semana pasada la cancelación de los espacios de 8 TV Trencadís (magazine vespertino conducido por Sandra Barneda que contaba con los productores de Sálvame) y El Trindent (debate futbolero de los lunes en prime-time que conducía Alfonso Arús).

Esta doble cancelación aguaba las expectativas con la que ambos formatos fueron lanzados, ya que 8 TV, reforzada por la presencia de Mediaset en el accionariado desde la pasada primavera, sigue sin convertirse en alternativa a TV3. En parte porque desde su lanzamiento en 2001 como canal local, entonces llamado City TV (renombrado como 8 TV en 2006, año en el que se consolidó en autonómica gracias a las licencias TDT), la competencia de la pública pesa y mucho.

Es cierto que hasta hace unos días se vivían días de vino y rosas en el canal, respalado por La Vanguardia, que anunciaba el pasado 1 de marzo novedades en la parrilla mientras sacaba pecho del 3,7% de share obtenido en febrero. Aquí repasamos las siete claves ocultas de la crisis que vive el canal;

1- El motivo que da 8 TV sobre la cancelación de El Trident es falso 

Fuentes cercanas al canal señalaban que la tertulia futbolera de Alfonso Arús había sido cancelada por un requerimiento formal de Telefónica respecto a la emisión de las imágenes de los goles. Este hecho, aun siendo cierto, nada ha tenido que ver con el adiós al efímero debate de los lunes que se estrenó este pasado 3 de febrero. De hecho, Arús había utilizado en su exitoso magazine, Arucitys, resúmenes ligueros en los últimos años gracias a la complicidad de Mediapro, coproductora del propio magazine en labores técnicas, gracias a lo cual miraba para otro lado cuando Arús mostraba los goles del Barça con la mosca de Gol T, cuyo canal heredero, BeIN Sports, que poseerá durante los tres próximos años los derechos ligueros, por lo cual, y con tan solo vivir sin imágenes los apenas dos meses que le restan a la temporada, El Trident hubiese podido regresar el próximo otoño con todos los goles.

La razón principal de la cancelación del espacio es que éste se movía en una audiencia cercana al 3% de share, lejos de la media del canal durante febrero y dato insuficiente para un espacio de producción propia, ya que a este tipo de programas se le piden un salto de calidad en los números para compensar su desembolso económico. Alfonso Arús, que concluye contrato con la cadena este verano, promedió en febrero un espectacular 5,7% de share con su espacio Arucitys, baluarte del canal junto a 8 al día (histórico 9,8% de share logrado el pasado 29 de febrero por Josep Cuní), por lo cual el creador de Al ataque se centrará en su magazine emitido a diario en el mediodía el resto de la temporada.

2- Trencadís; el formato maldito 

El 29 de agosto del pasado año la huella de Mediaset se comenzó a percibir en 8 TV tras el estreno de Trencadís, ambicioso espacio vespertino que contaba con varias caras conocidas de Telecinco, entre otras la de su presentadora, Sandra Barneda. El caótico estreno unido a unas decepcionantes audiencias provocó un baile de colaboradores y un recorte de duración tras apenas tres meses en antena. Sin poder encauzar el espacio por encima del 3% de share, Barneda se despidió de sus espectadores el pasado viernes a través de las redes sociales: "Este trabajo nuestro es un eterno “HOLADIOS” y “ADIOSHOLA”. Lo que queda, como en la vida, son las bocanadas de risas, prisas, emoción, miradas cómplices, choques en los pasillos, llamadas precipitadas, horas de trabajo conjunto… Nos queda esa aventura reducida a una experiencia exprimida, a una montaña rusa donde hay poco o nada de tiempo para reponerse. Nos queda el recuerdo. Ese que, con el paso de los años, hace que te brillen los ojos y se te dibuje una sonrisa… No sucede siempre… Pero cuando pasa… Es magia, es un premio, un tesoro que te hace seguir creyendo en esta profesión nuestra tan rematadamente loca".

3- La dimisión del director

Coincidiendo con el desmantelamiento parcial del canal, Óscar Nogueira, director desde hace dos años de la televisión autonómica catalana privada más importante, decía adiós por voluntad propia. Así se expresaba con los compañeros de Vertele: "Vine con una idea muy clara de qué tipo de televisión podría ser una oferta privada catalana competitiva, que solo he podido hacer dos pizcas, ‘Deu n’hi dron’ y ‘Encantats'. Desde la entrada de Mediaset no me sentía ni cómodo ni tenido en cuenta en la toma de decisiones, y ya no es el proyecto que tenía en mente (...) La llegada de 4 personas de Mediaset a hacer mi trabajo ha sido la gota que ha colmado el vaso". Nogueira, que llegó al canal de Godó avalado por sus labores al frente del departamento de programación y audiencias de TV3, volverá a la autonómica pública este próximo otoño.

4- Del rescate político a los paracaidistas de Mediaset 

En la primavera de 2015, algo sucedió en Madrid cuando se barruntaban unas elecciones otoñales en Catalunya promovidas como un referéndum secesionista por las fuerzas nacionalistas. Ese "algo" afectó a los dos de los aliados de éstas; las empresas editoras de La Vanguardia y El Periódico, que habían virado desde el liberalismo conservador de uno y el socialismo popular de otro hasta mostrar un apoyo sin fisuras al plan de un Artur Mas que les regaba con dinero a cambio de propaganda (más de veintitrés millones de euros se repartieron Godó y Zeta entre 2008 y 2014, primeros años de una crisis que se antoja eterna).

Y ese "algo" que sucedió fue que en marzo del año pasado la familia Lara cerró un preacuerdo para convertirse en accionista de El Periódico de Catalunya, que ha cristalizado hace unas semanas, y en mayo Mediaset compró el 40% del deficitario 8 TV. Por lo tanto el duopolio, Planeta y Mediaset, rehénes del Gobierno central por varias razones (licencias TDT, arbitrarias multas de Competencia y la amenaza de la vuelta de la publicidad a TVE), rescataban empresas deficitarias de los dos editores más influyentes de Catalunya, Godó y Asensio, que promovieron un viraje en la línea editorial hacia posiciones más críticas con el secesionismo.

De hecho, Antich había sido destituido en La Vanguardia meses atrás (tan solo treinta días después que Godó se quedase sin posibilidades de facturar la publicidad de TV3 y por lo tanto embolsarse casi veinte millones de euros anuales limpios de polvo y paja), y El Periódico no cambió de director, pero sí de línea editorial, tal y como denunció el jefe de campaña de Junts pel sí tras la debacle electoral que les impidió primero llegar a la mayoría absoluta y más adelante mantener vivo políticamente a Artur Mas.

Es decir, que el rescate de Mediaset sobre 8 TV poco o nada tenía que ver con los negocios, secundario en este caso, tal y como afirmó Paolo Vasile hace unos días en Barcelona. Pero una cosa es no ganar dinero y otra perder, por lo cual envió hace unas semanas a que cuatro directivos ejerciesen de paracaidistas, tal y como hizo Mediaset en otro negocio ruinoso, Caribevisión, para tutelar el día a día del canal e imponer recortes dados los decepcionantes números publicitarios de lo que llevamos de primer trimestre del año.

5- Los números no salen 

8 TV es en los últimos años una máquina de perder dinero. De hecho es la división mediática de Godó más deficitaria, con unas pérdidas que rondan los cuarenta millones de euros en los cinco últimos años. Este hecho unido a su irrelevancia, 3,7% de share en un mes supuestamente positivo, convierten a 8 TV en un bulto sospechoso que a partir de ahora se centrará en estrenar series y películas americanas que estarán complementadas por los dos espacios estrella del canal.

6- La eterna inestabilidad 

8 TV vive a estas horas su tercera gran crisis en sus pocos años de vida. En 2007 el consejero delegado del canal, Lluis Oliva, era destituido. Junto a él fue decapitado el jefe de informativos mientras seis programas, entre los que se encontraban el Força Barça de Arús y el Envasat al 8 de Carolina Ferré, eran cancelados. Cuatro años después, en 2011, La Competencia y Tú dirás, adaptaciones catódicas de dos extitosos espacios de RAC1, también eran cancelados, dejando una vez más la producción propia en servicios mínimos.

7- Fuego amigo 

Entre los compañeros de 8 TV leían extrañados como esta misma semana Mónica Planas, látigo fustigador de Josep Pedrerol desde las páginas de Mundo deportivo, periódico editado por Godó, veían como el fuego amigo caía sobre sus cabezas: "Los parones de emisión de ‘El Trident’ de Alfons Arús en 8TV son desconcertantes para la audiencia. Tres programas sí, uno no por problemas de salud según explicó el presentador, luego otra semana sí y este lunes otra vez no. Ahora por unos supuestos asuntos de derechos de imágenes que no se entienden. La situación transmite inestabilidad, desconfianza en el programa y poca seriedad de la cadena".

Comentarios

  1. bien, vale, pero un pelín más de rigor en algunas cosas no estaría mal ya que tachar a La vanguardia o el periodico de independentistas es de risa. ( el conde de godó indepe... ya, claro)
    "es que las subvenciones que reciben...blablabla" las reciben los medios por tener una edición en catalán, por potenciar la lengua ( igual que revistas, compañías teatrales...etc) Sacar que estos medios "apoyaban la deriva secesionista de Mas" es mentir.
    Sobre la cadena: 8tv es pequeña, minoritaria con pocos recursos, pero a muchas cadenas les gustaría tener los shares que tiene esta al mediodia ( programa que no soporto) y con su informativo de tarde/noche

    ResponderEliminar
  2. De hecho Arus esta en ventaja ,si Mediaset le exige cláusulas al renovar el puede plantarse y decir:"Italiano tengo la mayor cuota de audiencia del canal ,si me presionas me voy a otra" ,pero claro está no se como están las relaciones de Arus con tv3 hoy día y si le apetece irse a Madrid...tiene que estar atacado...En fin ,lo sabremos en septiembre

    ResponderEliminar

Publicar un comentario