Paula Vázquez y otros seis falsos vetos televisivos







Los tiempos de crisis y transición son sinónimo de tiempo de vetos y censuras. Es cierto que es complicado discernir polvo y paja ya que no hay interés mediático en poner el foco sobre temas tan farragosos. Pero en los últimos años hemos visto como el Gobierno de la Nación aplaudía las decapitaciones de hasta tres directores de periódico, Pedro J. Ramírez, Javier Moreno y José Antich, y de las cancelaciones hasta tres espacios televisivos, El gran debate, Te vas a enterar y Las mañanas de Cuatro con Jesús Cintora.

En los últimos meses también hemos visto como TVE bloqueaba la emisión de un documental francés sobre Juan Carlos I, como dos redactores de El País dejaban su empleo por la manipulación de una información sobre el marido de Soraya Sáenz de Santamaría, como a José Luis Peñas, que destapó la Gürtel, le cancelaban a última hora una entrevista en Telemadrid, meses después de que Josep Borrell recibiese la misma medicina en TV3 por criticar en un libro las cuentas y cuentas del secesionismo que propaga la citada cadena pública.

En temas políticos hemos visto como El País cambiaba su línea editorial después de ser rescatado financieramente con la anuencia del Gobierno, como El Mundo dejaba de investigar de un día para otro, como el director de La Razón se veía con Bárcenas sin siquiera publicar una línea sobre el tema, como Isabel San Sebastián o Hermann Tertsch se revolvían contra el PP por vetarles en 13 TV o COPE, y como en TVE volvían los tiempos de Urdaci con comisarios políticos genovitas manipulando los Telediarios a su antojo.

También, en el área del entretenimiento, Rafa Mora guarda silencio mientras Mediaset le tira de la silla de Gran Hermano VIP tras ser condenado por dar una paliza a la vez que Kiko Hernández se hace dueño y señor de la cadena meses después de ser condenado por apropiación indebida. Pilar Eyre tras publicar en La soledad de la reina las infilidelidades de Juan Carlos I, ha podido volver a la misma cadena un lustro después de ser despedida de Telecinco, cadena que acogió con los brazos abiertos, tanto en Hable con ellas como en Cazamariposas, a Javier Cárdenas, que grita a los cuatro vientos que Atresmedia le tiene vetado, tesis que podría tener cierta credibilidad ya que el locutor es de los pocos valores de las emisoras radiofónicas del grupo que no han recibido masajes en El Hormiguero o Zapeando.

Como vemos, todos estos vetos o censuras tienen cierta consistencia, por pruebas o por simple estética, no como estos siete casos que empiezan por el final; Paula Vázquez, que puso la voz en grito la semana pasada en ¡Qué me dices!, revista en la cual rompió su silencio tras más de dos años con la intención de sembrar tres tesis poco creibles;

Tesis número uno: No trabaja en televisión porque denunció, no sabemos a quién, un caso de machismo: "¿Tengo que aguantar que un tío me toque el culo? A mí no me toca el culo ni mi padre. ¿Qué significa eso? ¿que soy de uso y disfrute? Llevo 25 años en televisión y estoy harta de haberme peleado tantas veces".

Tesis número dos: No trabaja porque los directivos creen que está mayor: "Hay que analizar lo que está pasando en televisión. Pones Antena 3 y no hay mujeres. Arturo Valls tiene dos programas; en Telecinco, Jorge Javier [Vázquez] tiene 18 (...) mujeres como Anna Simon y Ana Morgade, que son brillantes porque he trabajado con ellas, están de colaboradoras".

Tesis número tres: No trabaja porque le echaron unas fotografías en las que se le veía esquelética: "Estoy segura de que fue un encargo. Yo siempre he sido muy delgada. Tengo una [talla] 38, me viene de familia. Pero en esas fotos estaba esquelética".

Paula es consciente, porque lleva veinticinco años como profesional televisiva, que cada presentador vale el resultado de tu último programa. Y la gallega, que lleva desde 2008 sin estrenar un éxito, Pekín Express, y cuyos tres últimos proyectos, El número uno, Te lo mereces y El almacén de Top Chef, resultaron un fiasco de audiencia, se puede refugiar en denuncias sobre machismo que nadie oyó o en fotografías encargadas por malvados directivos italianos, pero parece ser que la presentadora o no tiene los pies en la tierra o no sabe dar un paso atrás y buscar otros proyectos profesionales que le ayuden a ser feliz, que en definitiva es en lo que consiste ésto. Después de Paula, nos centramos en otros seis personajes que denunciaron vetos en televisión.

2- Federico Jiménez Losantos 

El locutor denunció hace unos días que lleva desde los tiempos de Aznar vetado en televisión. Olvida el locutor los masajes que recibió de Marta Robles y compañía en la Telemadrid de Esperanza Aguirre cuando lanzaba libros o le apetecía. También olvida el locutor cómo rechazó ser entrevistado en el programa número uno de La Noria. O como disfrutó de horas y horas en la TDT Party, tanto en Veo 7 o en Intereconomía TV, cadena en la que ahora presume de haber barrido a Pablo Iglesias en una tertulia (ver vídeo a partir del minuto 44, en el cual sostiene que el actual líder de Podemos se levantó tras perder diálecticamente, hecho que dista de la realidad, tal y como pueden comprobar aquí)

3- Pedro J. Ramírez

Tanto monta, monta tanto. El riojano dice ahora que está vetado por el duopolio o que TVE no ha renovado a Bertín para que no se vea una entrevista al riojano que seguramente se vea en Mediaset, pero calla sobre el masaje de hora y media que le dispensaron la semana pasada los hasta ayer manipuladores socialistas de Canal Sur.

4- Pepe Navarro 

Pepe Navarro denunciaba hace un par de años en El Periódico de Catalunya que llevaba quince años vetado en televisión:

Planeta es propietaria de Antena 3 y mi figura en esa casa está vetada. Tuvimos muchos problemas en el pasado, ellos me atacaron y vilipendiaron, a mí y a mi familia, y yo me defendí en los juzgados. Luego he intentado zanjar esa guerra, pero en Antena 3 no quieren concederme la paz. Prefieren seguir prohibiéndome. 
-¿Se siente perseguido? 
-No es una sensación, es una realidad. Tengo mensajes y cartas que lo demuestran. Amigos míos que están en emisoras de Planeta han intentado entrevistarme y no les han dejado. La orden es silenciarme, que no aparezca. Esto tiene mucho que ver con la forma como se suele ejercer el poder en este país. 
-¿A qué se refiere? 
-En España no se usa el poder para liderar y colaborar, sino para demostrar el tamaño de los testículos que se tienen. Yo he oído a Aznar diciendo: «Se van a enterar de lo que es el poder». Si esto lo decía el que era máxima figura del país cuando empezaron mis problemas, ¿qué no dirían los que estaban a su alrededor? Aquí el poder se ejerce de manera absolutista y personalista.
Olvida el cordobés que dentro de esos quince años firmó un contrato de trece semanas con TVE por las cuales se llevaba más de un millón de euros.

5- Juanjo Puigcorbé 

El actor se hartó un buen día, después de ver una crítica demoledora del Sé lo que hicisteis sobre su encarnación de Juan Carlos I en la tv movie Felipe y Letizia, para estallar contra un micrófono del programa antes de sentarse en La Noria para denunciar un veto de Globomedia: "Siempre me preguntan '¿quién es esa gente que te veta?'. Pues Globomedia. Ya está. Quiero hacer una puntualización, cuando digo 'La Sexta', en realidad quiero decir Globomedia. Hace muchos años que estoy a la greña con ellos". ¿Estuvo vetado Puigcorbé? Pues parece ser que no, porque el actor catalán, que no comprendía como los nuevos directores habían dejado de llamar a una cara demasiada encasillada en la comedia madrileña de los primeros noventa, también denunció una conspiración de Andrés Vicente Gómez, tal y como denunció ante Concha García Campoy, mujer del productor, en un mítico La Gran Ilusión de hace más de tres lustros. En los últimos años Puigcorbé señaló por activa y por pasiva que se le había tachado profesionalmente también porque en 20 Minutos le señalaron como actor "de derechas", por lo cual protagonizó una pirueta entre histérica y cómica tras la cual aterrizó como concejal de ERC en la ciudad de Barcelona.

6- Pedro Ruiz

El artista polifacético no solo no denunció un veto de Globomedia, sino que en el otoño de 2015 tuvo la santa cara de enviarle un escrito al defensor del pueblo por haber sido vetado en TVE. No sabemos si este veto es real ni nos interesa, ya que este señor que se cree muy indendiente se tiró ocho años cobrando en la TVE de Aznar mientras sus compañeros de cadena manipulaban a su antojo contando con el silencio cómplice de Ruiz, que casualidades de la vida, fue inmediatamente fichado por la Telemadrid de Esperanza Aguirre. ¡Qué duro es ser independiente! Pero más duro es no saber retirarse a tiempo.

7- Carlos Lozano 

La actual estrella de Gran Hermano VIP también denunció hace años el veto de TVE en una entrevista concedida a un portal televisivo: "Con la directiva actual no me hablo con ninguno, por supuesto. Después de cómo se han portado conmigo comprenderás que es como para mirarles a la cara... Estoy esperando que se piren de ahí cuanto antes y que entre una nueva directiva. He estado muchos años en TVE, he hecho muchos formatos, les he dado una gran audiencia con los mejores programas de la historia para ellos y me lo pagan de esta manera. Entran los nuevos y nos echan a la calle. Quieren caras nuevas y yo lo entiendo, pero lo cierto es que la cara de Lorenzo Milá, por ejemplo, de nueva no tiene nada. Te lo digo así de claro. Vetos hay en todos lados, es lo que me ha tocado y hay que aguantarse. Hoy por hoy, relaciones con TVE ninguna, por supuesto. Han quitado todos mis programas y cuando han probado espacios muy similares no les funciona nada. La nueva directiva no ha aportado nada nuevo, ni audiencia ni nada. Al revés ahora son la tercera cadena. Me da mucha pena porque yo cuando dejé TVE éramos los primeros. Allá ellos". ¿Estaba vetado Lozano? Pues parece ser que no. Porque a Lozano se le agotaron las ediciones de Operación Triunfo y los nuevos directivos de TVE quisieron renovar caras, algo que el presentador aprovechó para fichar por las manipuladas cadenas autonómicas de Valencia, Madrid y Murcia, férreamente controladas por el Partido Popular.



Comentarios