'Noticias Cuatro': de Iñaki a la nada





Prisa obtuvo la licencia de Cuatro como premio de consolación ante la evidencia de que el Gobierno de Zapatero iba a quemar toda su munición en favor de un nuevo grupo mediático liderado por Jaume Roures. Jesús de Polanco soñaba con el negocio y la influencia del abierto y quemó todas sus naves prejubilando a Iñaki Gabilondo, que dejó la SER para convertirse en una especie de Larry King a la española. 

El favorito para relevarle en el 'Hoy por hoy' era Miguel Ángel Oliver, hoy secretario de Estado de Comunicación. Pero 'Noticias Cuatro' también le fichó mientras la SER perdía el oremus olvidando la cantera y replegándose con bustos televisivos sin alma que le hicieron perder el esplendor perdido (Carles Francino, Àngels Barceló, Pepa Bueno o Manu Carreño).

En 2010 Prisa intentó evitar la quiebra que se avecinaba vendiendo Cuatro, joya de la corona que comenzaba a ser rentable bajo la batuta de la desaparecida Elena Sánchez y de Fernando Jerez. Ambos habían apostado por una parrilla valiente repleta de formatos innovadores. Y Vasile se la cargó.

De CNN+ a GH

Mediaset evidenció lo que pretendían hacer relevando CNN+ por Gran Hermano 24 horas. La segunda cadena del grupo se quedó sin línea editorial por la decisión de entregarle 'Noticias Cuatro' a Piqueras para abaratar costes. Los escasos aciertos que obtuvo en su cambio, 'Las Mañanas de Cuatro', se las cargaron por la decisión de Vasile de plegarse ante Soraya.

El Televisero adelanta que 'Noticias Cuatro' cesará sus emisiones el próximo 15 de febrero, cerrando así una etapa de más de 13 años. Vasile no cree en la información, Carme Chaparro dice que su pretensión en el nuevo vespertino es "hacer compañía", y la idea es convertir a Cuatro en Telecinco-2 con 'Mujeres y hombres y viceversa', que no alcanzó este lunes el 3% de share.

Cuatro cerró 2018 con su mínimo histórico con un gris 6% y ahora han apostado por Risto Mejide para resolver el desaguisado con 'Todo es mentira', buenas sensaciones en su estreno, y el siempre eficaz 'Chester'. De Iñaki Gabilondo a Risto Mejide, que tan bien le respaldó en sus puñaladas a Mainat y Cruz cuando lo utilizaba de muñeco en 'OT', no solo contra los triunfitos.

También contra Jesús Vázquez, que ahora no le queda más remedio que tragar, o contra los fundadores de Gestmusic. Mejide se cobra los favores añejos y Cuatro apuesta por la actualidad tipo 'El programa de Ana Rosa', sucesos sangrientos y cámaras ocultas a okupas y robadores de latas en los supermercados. Cuatro cree ahora en la 'información' que no molesta al poder. Es decir, Cuatro se convierte en 2019 en VOX, que señala a falsos culpables de la situación española (árabes y mujeres). ¡Qué les aproveche!





Comentarios