Silvio Berlusconi y Ángel Garó: de tal palo, tal astilla




SOS Racismo protestó ayer por los comentarios de Ángel Garó en 'GH VIP', sumándose así a la investigación abierta por Competencia. A Silvio Berlusconi, dueño del chiringuito que emite el programa, el caso no le incomodará demasiado.

El elegante propietario de Mediaset (inhabilitado, condenado por corrupción y exculpado a última hora por un juicio relacionado con las prostitutas inmigrantes y menores de edad) vio sin demasiado enfado que la su tradicional aliado, la Liga Norte de Salvini, tomaba el poder mientras despreciaba a los refugiados.

A las últimas elecciones Berlusconi se presentó prometiendo echar a más de medio millón de inmigrantes: "La inmigración es una cuestión urgente. Hoy en Italia se cuentan al menos 630.000 inmigrantes, de los cuales sólo el 5 por ciento tiene derecho a estar aquí como refugiados o huyendo de guerras y muerte (...) Los otros 600.000 son una bomba social pronta a explotar porque viven de delitos".

Il Cavaliere, que se forró en el ladrillo, se hizo poderoso con la tele, alcanzó la fama con el Milán y se convirtió en primer ministro gracias a la resaca de Manos Limpias, quizás no repruebe las palabras de Garó. Ante semejante currículum, ¿que le puede decir don Silvio al 'bueno' de Ángel?



Comentarios

  1. Que asco de tv....yo por supuesto no la veo pero aun asi siento verguenza de que salga por tv alguien como garo ...se le rian las gracias racistas

    ResponderEliminar
  2. Flipo con vosotros no teneis miedo hablais de todos los grandes grupos mediaticos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario