Enrique Cerezo nos cobra otra vez por el catálogo de Flixolé




El Ministerio de Cultura y Televisión Española han pagado con creces todo el catálogo de Enrique Cerezo mediante subvenciones y compra de los derechos de antena. Pero aun así el presidente colchonero y fallido productor quiere seguir exprimiendo su colección de películas con Flixolé, que por menos de tres euros al mes ofrece 3.000 películas españolas compradas en su mayoría a productoras quebradas del franquismo.

Recuerden que TVE pagó 18 millones de euros en 1997 por emitir 700 películas de Cerezo y en los últimos años ha conseguido otros 13,5 millones gracias a 'Historia de nuestro cine', siempre bajo gobiernos del PP.

Cerezo, agente inmobiliario del corrupto Ignacio González, utilizó a sus amigos del cine para protestar por la desaparición del contenedor a diario, hecho que ha repercutido en una subida de audiencia en La 2, y ahora los ha vuelto a llamar para relanzar Flixolé, que nació hace unos meses sin pena ni gloria.

Por menos de tres euros se ofrece un ajado surtido de películas que están disponibles en otros canales y plataformas y unas cintas extranjeras de nulo interés para el gran público. Cerezo no tiene intención de lanzar nuevos contenidos, sino que su interés es rentabilizar por enésima vez sus películas con el apoyo de los medios conservadores, haters del cine español por rojo, subvencionado y pornográfico.

Ahora estos medios creen que las españoladas son lo más cuando están relacionadas con el presidente colchonero, gran financiador de la caverna madrileña mediante la publicidad de su canal 8 Madrid. Esta señal nació tras un concurso hecho a medida por Esperanza Aguirre y no emite ni un solo minuto de producción propia madrileña, ya que Cerezo prefiere emitir por la TDT y por su OTT el mismo catálogo que ya le hemos pagado tantas veces.

Comentarios