José Pablo López hunde Telemadrid: 4,4% de share en septiembre










Ni el amplio maquillaje mediático y político que disfruta Telemadrid puede ocultar su desastre en audiencias. La cadena autonómica marcó un gris 4,4% de share de media en septiembre, lo que supone una caída de cuatro décimas respecto al mes anterior.

José Pablo López, bajo cuya presidencia se obtuvieron los peores resultados en los 29 años de historia de esta cadena (3,4% en octubre de 2017), tapa esta debacle y saca pecho en Twitter por los números de espacios amarillentos como 'Aquí hay madroño' o 'La Báscula', que ni siquiera están para tirar demasiados cohetes.

El desastre

Telemadrid fue en septiembre la décima autonómica más vista de las doce que emiten (con permiso de À Punt, que tras unos meses en antena no computa para el panel de Barlovento). La cadena madrileña solo es capaz de superar a dos cadenas de la última hornada, 7TV de la Región de Murcia e IB3 de las Illes Balears.

Esta emisora pública sigue abusando de western, corazón y sucesos, pero ni por esas remonta: es superada por TV3 (con casi diez puntos más, 14,3% de share), TVG, Canal Sur, ETB2, Aragón TV, Castilla-La Mancha Media, TPA del Principado de Asturias, Canal Extremadura y Televisión de Canarias. La Otra, su segundo canal, suma solo nueve décimas de share y pierde una respecto al mes anterior. Y José Pablo López va camino de cerrar su segundo año siendo incapaz siquiera de igualar los números anteriores a su llegada: 4,8% de media en 2016.

El maquillaje

José Pablo López lleva casi dos años que no tiene las aptitudes necesarias para elaborar una parrilla de servicio público que genere interés entre los madrileños. La cadena recibe más de 70 millones de euros de dinero público y tan solo hay que reconocerle que en esta etapa el área informativa es más digna que en las oscuras noches del aguirrismo y que la programación es mucho más integradora.

Pero sus fracasos no los leerán en ningún medio por una razón: todos los partidos le miran con simpatía porque sus voceros anidan en sus tertulias y en los medios progres, que no de izquierdas, no meten la pierna como es habitual en una autonómica bajo Gobierno popular porque Roures es el productor estrella de la casa y Nacho Escolar no debe tener sintonizada la señal. Ejem.

Esta es la estrategia que han emprendido tras pagar con el dinero de todos los madrileños más de 120 audímetros porque decían que les medían mal la audiencia. Por cierto, ¿saben por qué Telemadrid es la única cadena española que no tiene su historial de audiencias en la Wikipedia? Lean 'Un mundo feliz' y lo comprenderán.







Comentarios