Losantos y Ramírez suavizan su divorcio en torno a Pedro Sánchez










La chapucera investigación de ABC en torno a la tesis de Pedro Sánchez ha provocado que el fuego monclovita se apague con una nueva cortina de humo lanzada por Iván Redondo. La teoría del plagio ha sido aplaudida por Jiménez Losantos, que concluye en Libertad Digital que "Pedro Sánchez no llegó a doctor en Económicas tras redactar una tesis original sino aprovechando el trabajo de tres 'negros', dos de los cuales formaron parte del tribunal que le obsequió (y se obsequió) con la nota de apto cum laude. Cum fraude, si los tres medios citados dicen la verdad. Si estos medios han mentido, difamado y calumniado, el presidente del Gobierno tiene el derecho y la obligación de llevarlos ante los tribunales y probar, bajo juramento, este asunto. Los tres medios ya han respondido editorialmente que no se retractan y que se ratifican en todo lo publicado, acusando a Sánchez de querer amordazarlos".

El turolense advierte que "se alinearon con Sánchez PRISA, el diario de Escolar y las televisiones, especialmente TVE, ya más sectaria que La Sexta y un reciente huésped de Mateo ha posado de Pilatos". ¿Le pitaron los oídos a Pedro J. Ramírez? El director de El Español hace caso omiso a los dardos de su aliado del 11-M y ayer rebajó la tensión en esRadio. En la víspera ya había advertido que su pronóstico era que los casos que persiguen a Sánchez y a Casado iban a quedar en nada: "La desmesura de las acusaciones periodísticas va a amortiguar, en ambos casos, la indudable laxitud evaluadora y la inaceptable endogamia que proporcionaron a Sánchez la calificación de cum laude y a Casado el máster con sobresalientes. Pero ni el uno ni el otro podrán alardear nunca de méritos académicos".

El nuevo tertuliano de TVE añadía: "Ni Sánchez es un plagiario, ni Casado un delincuente. Ninguno de los dos debería tener que dimitir por esto. Ahora bien, una vez se acalle el demoníaco estruendo y se disipe el satánico olor a azufre, tendrá todo el sentido debatir si es la excesiva dependencia de las universidades, tanto públicas como privadas, de las decisiones de los políticos, lo que les lleva a ser tan condescendientes, cada vez que uno de sus alevines asoma por sus aulas".

En Podemos cierran filas en torno al socialista, con Pablo Iglesias presumiendo en TVE por haberse convertido en el Rasputín del mediocre huésped de La Moncloa. Pero algunos periodistas que vieron simpático el cambio, véase Jesús Maraña, han recordado que el año pasado ya dejaron claro que la tesis, aunque no contenga trazas de plagio, al menos apesta.








Comentarios