Raúl Prieto regresa flojo con 'Las Campos'










Tras diez meses en el dique seco Raúl Prieto regresó anoche a Telecinco con el reality-show que dirige, 'Las Campos'. El periodista abandonó la dirección de 'Sálvame' en octubre del año pasado en medio de una nube de especulaciones sobre su presunta mala relación con Jorge Javier Vázquez, que en pleno fracaso de 'Gran Hermano' pudo haberse molestado por haber perdido la presentación de las jugosas autopromociones en el magazine vespertino de Telecinco.

Prieto, protector de Belén Esteban y protagonista en la prensa rosa por su relación con Joaquín Torres, ha perdido peso específico dentro de La Fábrica de la tele, productora que en el último año ha combinado sinsabores (la cancelación de 'Cámbiame' o el fracaso de 'Mad in Spain' o 'Snacks de tele') con la alegría de comenzar a facturar a Telemadrid. Tampoco dan demasiadas alegrías 'Las Campos', que ayer visitaron Buenos Aires y demostraron que son un producto agotado y anodino, lejano a unos inicios marcados por el morbo que despertaba la relación de María Teresa con Bigote o su chacha.

Cierto es que en este tedioso verano cualquier espacio de producción propia es recibido como un caramelo, pero 'Las Campos' tras trece episodios han mostrado todo lo que tenía interés.María Teresa no ha visto interrumpidas sus vacaciones por semejante show, aunque la malagueña estaría agradecida de que la sacasen del dique seco donde se asfixia, tal y como evidenció en la revista enemiga de Mediaset, Lecturas. Los que no se toman vacaciones son los chicos de 'Aquí hay madroño', porquería digna de una televisión privada pese al feeling de sus presentadores.

José Pablo López, que hace de su capa un sayo porque tiene a los cuatro partidos de la Asamblea madrileña a su favor, entiende que los temas de servicio público para los madrileños son un sujeto que reclama la paternidad de Julio Iglesias, una visita a la casa de Carmen Lomana para que se duela porque desentierran al tirano y una conversación telefónica con Jesulín, que fue el menú que ofrecieron ayer los sucesores del tomate.

La clave del nacimiento de este programa es la pinza entre el pupilo de Barriocanal, López, y Paolo Vasile, feliz porque Telemadrid le mete pasta en el bolsillo a través de productoras participadas por Mediaset (Mandarina o La Fábrica de la tele) y porque le quita de su vista a molestos jarrones, Luján Argüelles o el equipo de 'Las Mañanas de Cuatro' (ahora contratado por Unicorn en '120 Minutos').

Precalentando 'GH VIP'

La última oportunidad del formato 'Big Brother' llegará en septiembre y podría hacerlo con la guerra de los Matamoros o el morbo de Bárbara Rey como aderezo. También dormirá en Guadalix Chabelita, que según Kiko Hernández se embolsará 18.000 euros semanales. El que no pisará el chalet será Albert Cavallé, "el estafador del amor", quizás por miedo a volver a contratar a delincuentes. Más miedo dan en Fuencarral las recomendaciones negativas de Morgan Stanley, que han provocado una dolorosa cornada en la bolsa para Mediaset.






Comentarios