Así convocó Telecinco a María Teresa Campos para que se desdijera










María Teresa Campos ha afirmado en Lecturas que le dio el ictus en la primavera de 2017 "por las puñaladas que me han clavado". Son muy graves las palabras teniendo en cuenta que en los tres meses previos al susto vio que Paolo Vasile le retiraba '¡Qué tiempo tan feliz!', que 'Sálvame' organizaba un culebrón sobre las supuestas infidelidades del "vago" Bigote Arrocet y que el chileno acudía a 'Supervivientes' sin su consentimiento.

En la misma revista dejó en evidencia su disgusto con Telecinco: "Estoy contratada, y ahora mismo de ese tema prefiero callarme porque, si me pongo a hablar, me embalo". Y añadía "No he tirado la toalla profesionalmente (...) Hay cosas que no comprendo, pero tengo la satisfacción de decir que el público tampoco, me lo dicen".

Esa misma tarde Telecinco la convocó en 'Sálvame', donde no tuvo más remedio que desdecirse para mantener a flote un contrato que cobra generosamente "por hacer pasillos", quizás como jubilación dorada por tantos años de éxitos matinales. La malagueña quiso templar gaitas: "Nadie me habrá oído decir que me quiero jubilar. Quiero dejarlo muy claro, y eso se me habrá oído decir al haber estado tantos años: nunca yo le hablaré a ningún medio ni a nadie mal de la empresa donde trabajo y estoy contratada y cobro".

María Teresa explicó que quiere cerrar su carrera "como la tiene que cerrar", pero de este forzado año sabático no la ha podido sacar ni su amigo Pilar Eyre, que soltaba en la prensa rosa bombazos en prensa sobre proyectos de debate o entrevistas que no solo no cristalizaron: es que ni se contemplaron para dolor de la ex reina de las mañanas.







Comentarios