El órdago de Barriocanal que pocos creen: la COPE será líder










Afirmana Barriocanal en El Economista antes de llevarse un tortazo en el EGM que "ni la Ser ni nadie es invencible, y estoy seguro que en un par de temporadas nosotros estaremos por delante. Creo que para ellos la llegada del PSOE a Moncloa puede resultar complicada. A nosotros nos resultó muy difícil hacer radio con un gobierno del PP en 2012. Cuando otros se lanzaban a las trincheras, nosotros apostamos por un mensaje de esperanza, dijimos que España iba a salir adelante, como así ha sido. Una situación como la que tenemos ahora le va a dar la oportunidad a la Cope de prestar la voz a mucha gente que está desorientada".

Este directivo coloca de nuevo a la COPE en las cercanías del PP y pronostica dificultades para Pedro Sánchez, azotado por los medios de la Iglesia: "La situación para el Gobierno va a ser muy complicada, si con ciento treinta y tantos diputados era casi imposible gobernar, con ochenta y tantos va a ser más difícil todavía. Yo no entro en la polémica de si tienen que cambiar a un muerto de sitio, pero desde luego no creo que eso sea absolutamente imprescindible para la sociedad y para que nos podamos reconciliar. Causa ruido, pero me resulta complicado de entender".

El presidente de COPE utiliza la audiencia de la eucaristía en Trece para justificar la ruina del canal, excusa muy débil teniendo en cuenta que podría rebajar la factura un 95% si se dedicase a alquilar una hora diaria en la mañana de cualquier canal de TDT para emitir la misa: "13 TV no está a la venta. La Conferencia Episcopal quiere estar en los hogares, llevar el Evangelio, y transmitir sus valores, y eso no se hace sólo en las parroquias, sino también en los medios de comunicación. Por 13 TV pasan cada día cuatro millones de personas y ven la misa a diario 80.000 es decir, un campo del Bernabéu entero, y eso hay que tenerlo en cuenta".

También saca pecho por su cercanía con Rajoy, caído por la corrupción: "El día de la sentencia de la Gürtel yo estaba en Moncloa desayunando con el presidente del Gobierno, porque le había entrevistado Carlos Herrera, y él lo que menos pensaba es que todo esto iba a pasar. Ha sido una sorpresa, pero la moción de censura es una oportunidad para que el PP se regenere, pase detenidamente la página de la corrupción, y ojalá que lo haga bien".

Y por último, justifica su preocupante cambio de voces en la tarde-noche asegurando que es lo que quieren sus oyentes: "Juan Pablo Colmenarejo ha estado ya en varias ocasiones en la casa, y es un hombre nuestro, no dice adiós, sino sólo hasta luego, porque ha sido un referente. Ángel Expósito que es todo fuerza, garra, empuje y análisis, es una apuesta rompedora de mezclar entretenimiento con un buen debate político, que es lo que interesa a nuestros oyentes".






Comentarios