El duro calvario de Óscar Martínez antes de regresar a Mediaset










Óscar Martínez regresó a Mediaset por la puerta de atrás como concursante de 'Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition', donde ha vuelto a demostrar su profesionalidad y simpatía. Elque fuese  niño mimado durante años por TVE, Antena 3 y Telecinco tomó la decisión más importante de su vida profesional a inicios de 2009: dejar 'El programa de Ana Rosa' ("me equivoqué", admitió en Cuatro) para relanzar su productora Phileas con el ambicioso y fallido reality-show 'La vuelta al mundo en 80 días', que naufragó en Antena 3.

A partir de ahí su carrera no remontó: presentó en la misma cadena sin suerte 'Los últimos 20 metros',  no gozó de la confianza de Prisa Radio en 'Atrévete' y vivió una intrascendente etapa laboral en el Grupo COPE (Cadena 100 y 13 TV). Pero entre medias concursó junto a su entonces mujer, Eva Armenteros, en el concurso musical '¡A bailar!', de Antena 3 TV.

Pocos días después de firmar el contrato Martínez, según informaron varios medios, se percató de la infidelidad de Eva con "Mami" Quevedo, marido de su ex compañera Cristina Tárrega (que llamaba con griterío a las redacciones para negar la máxima).

El presentador, que compartía hijo y vida con Eva desde que 14 años se conociesen en Telemadrid, hizo de tripas corazón y no tuvo más remedio que aceptar un paripé para evitar la penalización de la cadena de Atresmedia. Por suerte para él '¡A bailar!' no funcionó y fue cancelado en la sexta gala, cuando se habían firmado trece programas. Recién concluido el citado formato, Óscar y Eva firmaron el divorcio y el presentador ha vivido desde entonces una carrera profesional irregular hasta volver a Mediaset con la edición VIP de 'Ven a cenar conmigo'.

El programa lo ganaron al alimón Fortu (pésimo cocinero que votó contra todos sus compañeros pese a exhibir la supuesta naturalidad del underground del que solo le importa el billetaje) y Antonia Dell'Atte, que mintió sobre el fichaje de Lecquio por 'El programa de Ana Rosa': dice la modelo que la reina de las mañanas fichó a su ex marido para que la pasase la pensión a ella, pero en realidad fue Telecinco la que firmó al italiano como parte de la OPA de Vasile a una enfurruñada María Teresa Campos.








Comentarios