¿Ha cambiado Quevedo a Cristina Tárrega por otra rubia televisiva?









No corren buenos tiempos profesionales ni profesionales para Cristina Tárrega. Y es que la presentadora valenciana se ha visto salpicada por varios escándalos de corte político, se encuentra en paro como presentadora de televisión y su relación con "Mami" Quevedo ha sido puesto en solfa, pese a sus intentos con uñas y dientes de que no se descubra la verdad.

Tema político

En plenas denuncias por el saqueo de Telemadrid, los sindicatos denunciaron que la productora Extra TV facturó por el marginal espacio Territorio Comanche, menos de 40.000 espectadores de media, ni más ni menos que 3,7 millones de euros solo entre 2006 y 2009. 

Cristina Tarrega por este late-show se embolsó también en este periodo 765.000 euros solo hasta 2009, sin contar que el programa concluyó sus emisiones en 2012. Es por ello que Podemos exigió que declarase ante la Asamblea madrileña, pero lo peor para Cristina no fue ésto, sino que Interviú destapase una conversación con Francisco Granados, zambullido en la Púnica, donde la presentadora le pedía un millón de euros al ahora encarcelado político para montar una discoteca: "Tenemos que darnos prisa, hay unos rusos que andan muy interesados en el local. El problema de este sitio es la gestión de las licencias, pero eso no me preocupa, porque tenemos amigos", estando "hasta las pelotas de ese asunto. Un local de 1.200 metros. Me piden 15.000 euros y seis meses de aval por ser yo". En aquella conversación, producida doce días antes de la detención de Granados, Tárrega confesaba que se iba a ver a Rita Barberá a Valencia, por eso ahora no ha extrañado que esta semana la presentadora haya vuelto a la primera plana para decir que era su amiga". 

Tema profesional

Desde que Telemadrid cancelase Territorio Comanche, las privadas no han visto suficiente talento en la presentadora como para ficharla. Tan solo la compañía Cuarzo, perteneciente a Ana Rosa Quintana, logró que la valenciana volviese efímeramente a la autonómica madrileña con Contigo quería yo hablar, show de entrevistas que acabó de emitirse en marzo de este año. 

Cristina, que saltó a la fama con el transgresor Sola en la ciudad, fue vocalista de un grupo en plena Movida, reportera taurina del Plus, colaboradora de Crónicas Marcianas y musa de cadenas autonómicas como Canal Nou, Canal Sur o Canal 7. Entre medias, y en las nacionales, se estrelló como presentadora con Cristina, amiga mía, fue elegida como delfín de María Teresa Campos en su etapa en Antena 3 y colaboró en Sálvame, programa que le afeó las siguientes palabras sobre Andalucía en un acto a favor de Alberto Fabra, del PP por supuesto: "Estoy casada con un andaluz, sí que es verdad. Pero me da tanto orgullo decirle`¿sabes?, tu Andalucía no está como mi Valencia. Mi comunidad está preciosa. Sólo tienes que verla, mira cómo está todo. Deciros que en breve volveré, y por supuesto no será a Andalucía, donde dice mi marido que iremos, será a mi tierra. Porque aquí hay mucho más que disfrutar". 

Mila Ximénez, ni corta ni perezosa, la atacó con dureza: "¡Tonta de baba! ¡Bocachancla! (...) Tú apoyas a la comunidad Valenciana porque seguramente tengas un proyecto de dinero pero mañana te llama la junta de Andalucía y te unta y le comes el culo". Sea como fuere, Cristina en la actualidad sigue sin tener un formato a su medida y ahora compatibiliza sus colaboraciones con El programa de Ana Rosa con sus blogs sobre estética y belleza en Telecinco.es y ¡Hola!

Tema personal 

Dani Carande señalaba hace unas semanas en Es la mañana de Federico que Eva Armenteros, ex mujer del locutor Óscar Martínez (del que se separó tras la emisión del reality de Antena 3 ¡A Bailar! por una infidelidad), comparte su vida con José María "Mami" Quevedo, "pero Cristina no quiere que lo digamos". 

Según este y otros testimonios, Quevedo, desde hace dos años instalado en China como entrenador, habría roto su relación con Cristina por voluntad propia, algo que Extraconfidencial le preguntó hace dos años ante su enfado y amenazas. 

Comentarios