El chaparrón










Los demócratas de toda la vida se echan las manos a la cabeza después de que Pablo Iglesias e Irene Montero se hayan comprado un chalet. El discurso a la hora del vermú era calcado en todos los corrillos: no está mal que se compren una casa, pero sí que lo hagan después de que el secretario general de Podemos hubiese criticado hechos similares de otros políticos, situación que le ciega su línea argumental.

Iglesias ha cometido dos errores sobre este asunto. En primer lugar se equivocó a la hora de valorar cuestiones personales de Luis de Guindos, quizás porque en España sigue sin separarse al político de la persona. Y aquí vale todo: ABC publica fotografías de la familia de Quim Torra, OK Diario saca imágenes del interior de la casa de Iglesias y Montero, y El Mundo señaló hace unas semanas a unos profesores que simplemente estaban acusados de soltar sermones políticos en clase.

El segundo error de Iglesias es su exhibicionismo, característica generalizada entre los egocéntricos. El líder de los morados publicó en Facebook una carta por la ruptura con Tania Sánchez, explicó que iba a ser padre en las redes sociales y ahora incluso es capaz de dar una rueda de prensa para hablar de su casa. Y lo tenía muy fácil: retractarse de sus palabras de hace cinco años y pedir perdón a De Guindos. Punto.

Pero el ciclón no cesa y ahora pretende que las bases de Podemos justifiquen sus contradicciones. No es democracia: es echar balones fuera para no pedir perdón por hablar de más sobre asuntos privados que no debieran interesar a nadie. Así emula Iglesias a Carillo, con el que comparte personalismo y miopía mediática (por ahora no comparte amigos, ya que las élites por suerte siguen odiando a Podemos).

Indignados

España está indignada por el chalet, lo que demuestra que la democracia está todavía por hacer. Acusan de incoherente a Iglesias los mismos que votan a M. Rajoy, cobrador de sobresueldos, incumplidor de su programa electoral y líder de una formación con 800 imputados por saquear el país. O los que votan a Sánchez, que se dice de izquierdas, sostiene por omisión al PP, se pone al lado de las élites cuando pintan crudas y entierra del debate monarquía/República.

Se nota que Podemos nació tras el rugido del 15-M y ahora la extrema derecha ha tenido su propio 15-M: el 1-O, motivo por el cual sacan sus trapos en el balcón, justifican el golpe antidemocrático del 155 y aplauden ante la colección de presos políticos por hablar, cantar o tuitear. Hay que vengar el honor mancillado por el procés, mientras la agenda social se cae del debate, y es hora del "a por ellos".

A por ellos

En este caldo de cultivo hace su agosto Rivera, oportunista de manual nivel Marta Sánchez. Por eso Ciudadanos saca la bandera de España, con la cual intentan cubrir su falta de democracia interna, sus escándalos pretéritos (silenciados por toda la prensa, que está callando ante el corralito liberal de Macri, quizás menos interesante que vomitar contra Venezuela durante meses ) y su falta de principios: en 2005 eran regionalistas en Catalunya, en 2009 antieuropeístas, en 2015 antibipartidistas liberales y modernos, en 2016 apuntaladores del Régimen y en 2018 patrioteros de pacotilla para timar a los pobres engañados que desconocen los derechos que les quitarán los naranjitos con sus privatizaciones y recortes.

El PP por su parte tira de imaginación para llamar racista a Quim Torra tras haber presentado a las elecciones a García Albiol, famoso por el "limpiando Badalona". El PSOE completa el bloque monárquico coronado por ese héroe llamado Felipe VI. Todos ellos componen este triángulo lampedusiano que sobrevive al calor de una sociedad que aplaude en parte los disparates de sus representantes mediáticos: Jiménez Losantos pide sangre contra Podemos, Catalunya y Alemania; Isabel San Sebastián hace el ridículo al preguntarle a una joven si se siente orgullosa de representar a España (volviendo a 1968, cuando Serrat no pudo cantar en catalán); y todos abrazan un nacionalismo rojigualdo que supura odio contra la mayor parte de los españoles: catalanes, mujeres, maricones, vascos, rojos y todo el que no sea un fascista.

Libertad 

OK Diario publicó la información sobre Iglesias, pero Podemos no debe escudarse en este caso con "las cloacas de Interior" porque la información es veraz y en este caso es relevante, tal y como se evidencia en la consulta interna propuesta en la formación morada (alentada por el "Kichi", premiador de la Virgen del Rosario y aplaudidor de que en Cádiz se fabriquen máquinas de matar para la dictadura saudí).

Cierto es que los terroristas de OK Diario tienen todo su derecho a comprar informaciones (a 15.000 euros, señora). Porque hay que defender la libertad en su máxima expresión: es decir, todo lo que se diga sin alentar a la violencia (como VOX, actualización conservadora de la Falange joseantoniana).  Por eso no está bien sumarse a campañas contra Hazte Oír porque saquen un autobús lleno de mierda o aceptar que Eulogio López, director de Hispanidad, sea condenado a cárcel por sus disparates homófobos al relacionar homosexualidad y pederastia.

La izquierda imbécil

La izquierda tiene varios problemas, pero el principal es que se ha creído que las conquistas sociales se consiguen sin adscribirse a un partido político o sindicato, tal y como advirtió Lidia Falcón. Porque cuando militas en una organización te reprochan las contradicciones o errores de la cúpula, puedes perder y tienes miedo a la estigmatización o etiquetaje. Pero sin compromiso y sin etiquetas no hay paraíso o quizás solo para los listos, que son esos que fabrican encuestas para asustar a los votantes potenciales del PP, se ceban con Aznar o Aguirre sin tocar a Rajoy o critican a RTVE mientras no dejan de manipular.

El máximo exponente es Nacho Escolar, entre el trinque al Ibex, a Soros y a Google, sin olvidarse del brandend content (no como infoLibre). El Cebrián 2.0 se ha convertido en el periodista con mayor pedigrí entre la izquierda caviar y se nota.









Comentarios

  1. Para mi de siempre pablo iglesias ha sido un bocazas .....lleno de contradicciones..pero con el se atreven a todo los medios ...que rapido han pillado lo del chalet oye y 25 años de robos de pp ..convergencia ...y psoe andaluz los periodistas han tardado un monton en atar cabos ..raro raro




    ResponderEliminar

Publicar un comentario