Salvar a la soldado Cifuentes










Asfixiante presencia en el fin de semana televisivo de Cristina Cifuentes, cuyo prestigió "como persona de orden se labró con la represión de la Policía que ella mandaba en la Puerta del Sol en el 15-M" (Fernando Hernández en 'Millenium').

Pero el producto Cifuentes es obra de Marisa González Casado, que convirtió al antiabortista Gallardón en el progre oficial de Génova. Es la misma Marisa que hace unos días convertía el chisme de Granados, "Cifuentes estuvo liada con Ignacio González", en un acto machista. Cuando no había machismo: hay un golpe bajo, excepto para el carlistón de Hispanidad.

Este domingo Cifuentes se presentó en 'Salvados' y se vendió como una víctima del odio en las redes. Esta señora cienmileurista (que afirma tener 3.000 boniatos en el banco) pidió 4 años de cárcel a un pájaro que la llamó "puta", y cuando éste le pidió perdón la diva le miró con odio y sin abrir la boca. Ella sostuvo ante Évole que le miró con pena por pensar en el esfuerzo que le iba a costar recaudar los 1.000 euros con los que le tenía que indemnizar, pero es evidente que esta señora falta una vez más a la verdad.

Lo tiene fácil con la situación de Telemadrid, que sigue el modelo de la TVE de Rajoy: despolitización (2011-15) hasta que las urnas y los pánfilos del PSOE le dejen asentarse para recolocar a los amigachos clásicos. Y lo tiene fácil porque nadie le recuerda ahora, cuando quiere ser musa del World Pride, que se partía la caja hace unos años en Intereconomía ante los insultos tránsfobos de Xavier Horcajo a Carla Antonelli, Y lo sigue teniendo fácil porque maneja presupuesto y recibe de vez en cuando algunos masajes más indigestos que su plato favorito, la Whopper.

'Salvados' y el odio

Évole ofreció anoche un buen relato sobre el odio en las redes, quizás olvidándose de OK Diario. Según Francisco Mercado (cada día más descreditado), el diario de Inda vive del dinero de Florentino Pérez, Mercadona, unos bancos andorranos, el ex presidente de Abengoa, Trillo e Ignacio López del Hierro, consorte de Cospedal (no es machismo, es delito).

También se habló de falsedades. Dice The New York Times que las fake news rusas son "la versión cibernética de las prácticas históricas de los Estados Unidos". Faltó añadir que las fake news son la excusa que tiene el Sistema para acallar bocas mientras desmantela el Estado del bienestar.

Leer más: 7 aciertos y errores de la nueva Telemadrid








Comentarios

Publicar un comentario