La noche en la que perseguí al Bigfoot








Los amantes de la telebasura española no deben perderse el último gazpacho de la americana: 'Bigfoot capturado', freak-show con nombre mentiroso que anoche estrenó con bombo y platillo Mega como idónea compañía a Pedrerol.

Este patético documental abusa del "dicen" o "cuentan", no aporta una sola prueba científica, y se atreve a visitar el Nepal para descubrir al Yeti. Uno de sus reporteros llega a merendar con un señor que sostiene que tiene una cabellera del animal en su despensa, pero por desgracia no le dejó tomar unas muestras de ADN que demostrarían que el presentador televisivo era más estafador que él. No sabemos quién pagó la merienda...

Miedo...

Aunque la escena premium de 'Bigfoot capturado' es sin duda el supuesto ataque del presunto animal al campamento de los freaks que protagonizan esta vergüenza. Éstos lo aderezan con gritos a cámara, y persecuciones modelo 'The Blair Witch Proyect', lanzamiento de piedras de cartón y una escena en la que aparece el pie del bicho recién desenvuelto del Juguettos.

Pensábamos algunos que las leyendas medievales se habían reciclado en los cuentos infantiles y en las obras religiosas, valga la redundancia. Pero como vemos en América siguen produciendo este tipo de porquerías que elevan las tertulias moderadas por Cárdenas al nivel de 'Redes'.

No se aburren en el país de Trump y el problema es que nuestra TDT está plagada de esta porquería. Una basura que crecerá si el Gobierno autoriza a VIACOM a comprar acciones de la tele de ABC, que no sabe hacer televisión, radio y con Bieito Rubido ni un periódico nacional digno.

De la decepción...

Pese al escepticismo miles de españoles nos quedamos expectantes a ver como se capturaba al Bigfoot, del que descubrimos su cabaña donde pasa la noche y una presunta cama con palos. Y en la penúltima escena contenemos el aliento porque hay dos señores mayores en medio de un bosque a punto de ejecutar sus conclusiones.

Ahí van: "Tampoco sorprende el hecho de no haber visto un bigfoot pese a las prometedoras imágenes captadas por un dron". "Ilusiona ver las nuevas tecnologías en acción", dice el tipejo número dos. "Me decepcionan los escépticos que dicen, 'enséñenos un cuerpo'". ¡Malditos escépticos!". Pero el otro no se corta: "Descubrir el bigfoot acabaría con la actitud que dice que no queda nada por descubrir en el mundo de la ciencia". Con dos cojones...

...al milagro

Cuando todos pensamos que el documental lo habían diseñado charlatanes o estafadores nos equivocamos: el grupo de boy scouts captura a un bigfoot en una jaula trampa. El bicho cae tras intentar tirar los barrotes y los reporteros cogen pelo para analizarlo y lo sedan. ¡Como se enteren los de Greenpeace!

"¿Es un animal?", se pregunta un reportero. "Va a cambiar el mundo", contesta otro. Suponemos que el tipo embutido en un traje sudado estará cobrando la Seguridad Social, porque si no a estos vendemotos los va a correr a gorrazos el Montoro yankee.

A la mañana siguiente los reporteros acuden a reafirmar su milagro...y el bicho se ha escapado. ¡Noooooo! "Alguien no cerró la puerta", afirma uno de los pájaros. "¿Quieres pelea?", afirma retador el actor número dos. Las cámaras encima fallaron en la noche clave y no captaron como el prota de 'Harry y los Hendersons' se fuga como "El Dioni". Rozábamos la orilla con las yemas de nuestros dedos y se nos escapó la gloria...






Comentarios

Publicar un comentario