Derecho a la intimidad











Mediaset no deja de pisar charcos. Debemos recordar el tratamiento sobre la presunta violación en 'Gran Hermano', los debates sobre asuntos que rozan los malos tratos en 'Sálvame', las múltiples demandas de famosos y el telecrimen de Diana Quer en 'El programa de Ana Rosa' (situación generalizada en la prensa siendo lo más indigesto del panorama mediático en los últimos días junto a la homofobia de COPE). Pero a estos hechos se le añade la persecución a los famosos por parte de periodistas de Telecinco, de sus productoras de confianza o de las agencias que proveen de contenidos a la cadena amiga.

Hace algunas semanas 'Socialité' denunciaba que Jesulín de Ubrique había agredido a un reportero, hecho que de probarse debe implicar una rotunda condena al matador de toros. Pero, ¿es normal que un reportero se apueste en la entrada de una casa privada para preguntar, es decir molestar, a un famoso? ¿Imaginan que un reportero de Fórmula TV se pusiera en la puerta de la casa de Paolo Vasile para preguntarle por los estrenos de 2018? ¿O uno del Marca en la entrada del chalé de Cristiano para informarse sobre su lesión? ¿O un plumilla de El Economista en el jardín de Pallete para que le filtre en exclusiva las próximas inversiones de Telefónica?

Tiran de ética en 'Sálvame' y sostiene que lo hacen con personajes que mercadean con su vida. Por este razonamiento periodistas de Vertele o Bluper tendrían derecho a colocarse en el telefonillo de Jorge Javier Vázquez o de Mila Ximénez durante 365 días al año para preguntarles cómo se han levantado o para informarse sobre sus deudas con Hacienda. Ser paparazzi tampoco parece lo más edificante. Pero al menos no alteran la vida privada de los famosos, que por norma general no están amparados por la Ley si son cazados en la calle. Una cosa es fotografiar a alguien en la lejanía y otra es irse a la puerta del colegio de la hija de Fran Rivera a preguntarle por su último ligue, situación que no es periodismo: es delincuencia.








Comentarios

  1. Es vergonzoso e inmoral del acoso al Que someten a esta familia

    ResponderEliminar
  2. La prensa puede hacer escraches 24 horas al día, eso si, al no llevar máscaras de Scream no levantan tanta polémica,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario