7 aristas de la guerra de Cebrián, Losantos, Pedrojota y Federico contra Casals










La declaración judicial de Mauricio Casals ha provocado que se active una guerra del fango llena de mentiras sobre su persona. Es evidente que este controvertido directivo no da en los negocios puntada sin hilo, pero tampoco es de recibo que un grupúsculo de medios españoles que viven o han vivido del Sistema se pongan ahora a dar lecciones de periodismo con un ramillete de falsedades que contiene 7 aristas que pasamos a resumir:

1- El caso judicial 

De la Operación Hanta sabe Casals que sale absuelto porque el tema judicialmente no hay por donde cogerlo. Es evidente que este proceso ha dejado jugosas anécdotas del "Maquiavelo del Palace", al que todos envidian por sus contactos e influencia. Pero estas frases no dejan de ser irrelevantes desde un punto de vista jurídico, aunque evidencien algunos deslices de este maestro del lobby, que sin embargo se ha visto zambullido en un proceso judicial porque su periódico facturó 2 millones de euros a una empresa con la que compartían accionista, algo habitual y en principio legal.

2- Lo que ocultan del caso judicial

ABC o El Español se han empeñado en ocultar que Planeta es la perjudicada de la Operación Hanta, ya que la editorial sostiene que Pérez Dolset les evaporó 100 millones de euros invertidos, y que el fundador de Zed se mueve por venganza contra Casals tras ver como la justicia española y la holandesa se empeña en darle la espalda. También estos medios olvidan que Dolset ha sido acusado por los administradores concursales de saquear la empresa que pilotaba para perjuicio de accionistas como Planeta.

3- Planeta en el ojo del huracán por su victoria política y su negocio empresarial

El final político de Aznar estuvo marcado por una guerra mediática por heredar las joyas más codiciadas del fallido multimedia orquestado desde Moncloa con la ayuda de la recién privatizada Telefónica: Antena 3 y Onda Cero. En esta carrera se proclamó ganador, tal y como presume Anson, El Grupo Planeta, que convirtió gracias a Carlotti y a Silvio González a los citados medios audiovisuales en dos de las empresas más rentables e influyentes del estado español.

4- El perdedor 

El perdedor de esta carrera de sonámbulos fue Pedro J. Ramírez, que desde entonces está sediento de venganza contra Planeta, a la que acusa de cerrarle las puertas de su televisión. Olvida quizás que él mismo tuvo su propia televisión y la quebró: Veo 7, donde los representantes de los medios de Planeta ni estaban ni se les esperaba.

5- El quedó sin la construcción del relato

Atresmedia es hoy en día lo que fue Prisa hace poco más de una década. Cebrián con su eterna soberbia nunca ha podido admitir que llevó el imperio a una ruina de la que le han sacado Moncloa, Zarzuela y el Ibex-35. Por lo tanto El País y la SER han perdido la construcción del relato, hecho doloroso a Cebrián, vengativo contra Casals porque le salpicaron los papeles de Panamá, situación que terminó con un veto de Prisa a los periodistas de La Sexta (por no hablar del silencioso boicot de Cebrián a redactores de la SER o de la página web de la radio, a los que pedía que no nombrasen a Évole o a Ana Pastor, "nuestra competencia").

6- La extrema derecha

La extrema derecha mediática está hoy en día liderada por Federico Jiménez Losantos, que sigue con su enfermiza persecución hacia Atresmedia pese a los favores legales que le hace Planeta y a los alegales que le hicieron Esperanza Aguirre y Luis Bárcenas. Este señor cobija en su tertulia a algunos guerracivilistas como Hermann Tertsch, que se han convertido en articulistas estrella en ABC. Éste se empeña en decir que Casals es el principal directivo del grupo líder de la comunicación española más cercana al Gobierno, pero se olvida conscientemente de los que mandan de verdad en Atresmedia: José Creuheras, Silvio González y Javier Bardají.

7- Los que querían seguir influyendo en la derecha

El periódico monárquico ABC es como esos aristócratas venidos a menos que han perdido su hacienda pero no el ego. Bieito Rubido y compañía no soportan los seis años de triunfos electorales de Rajoy porque éstos no se han sustentado en medidas reaccionarias, Ley del aborto y compañía, sino en un pragmatismo arriólico del que hacen responsable a Casals, al que tampoco le perdonan la OPA y competencia de La Razón sobre ABC. Esta colección de rivales miran con envidia a Atresmedia, el espejo de lo que quisieran ser, y es por ello que apalean sin mesura al "Susurrador de vicepresidentas", estratega de los contactos y excesivamente mitificado. 




Comentarios