Pedro J. Ramírez ficha a la "enemiga" de su hija Cósima










Pedro J. Ramírez se ha parapetado en su relación sentimental con Cruz Sánchez de Lara y en su negocio, El Español, para compensar el aislamiento político y personal que ha sufrido por su guerra abierta contra Mariano Rajoy y por su polémico divorcio con Ágatha Ruiz de la Prada.

Recuerden que el periodista, que tiene entre ceja y ceja a Mauricio Casals, vio atónito como La Razón fichaba hace algunas semanas al alimón a su ex compinche Eduardo Inda, a su ex mujer Ágatha Ruiz de la Prada y a su distanciada hija Cósima Ramírez. ¿El motivo? Las malas lenguas señalan que fue una venganza personal de "El Príncipe de las tinieblas" por la publicación en El Español de sus polémicas conversaciones privadas telefónicas aireadas con motivo de la Operación Lezo y la Operación Hanta, controversia tras la cual Marhuenda acusaría a Ramírez de montar cenas para "tirar al Presidente del Gobierno y al Rey". El escándalo acabaría en televisión con Marhuenda e Inda luciendo en 'La Sexta Noche' dos corbatas de la marca Ágatha.

El dardo de Federico

Aun así tampoco le ha pasado inadvertido a Ramírez el dardo recibido ayer por parte de Jiménez Losantos, que aireó en esRadio el secreto de su relación: "Todo apunta a que, cuando se casa con Ágatha, ya estaba con Cruz".

El último fichaje de El Español

Ramírez por su parte ha fichado para El Español a Lourdes Garzón, "que escribirá sobre la actualidad a través de personajes controvertidos y relevantes de la política, la sociedad y la cultura que ha conocido muy de cerca durante los diez años que ha estado al frente de una de las cabeceras míticas de la prensa internacional".

¿Quién es Lourdes Garzón?

La periodista dirigió durante una década "una de las cabeceras míticas de la prensa internacional", Vanity Fair, revista con la que Ágatha Ruiz de la Prada y Cósima Ramírez no tienen demasiado feeling después de la publicación en febrero de 2017 de unas declaraciones íntimas de la hija de Ramírez, que reconoció su bisexualidad y posteriormente intentó frenar su publicación con la ayuda de su madre. Al mes siguiente Alberto Moreno fue el elegido relevar a la hasta entonces directora y Cósima se despachaba así contra su la separación de su padre: "Esto pasa mucho con los señores, llega una cierta edad que se perdona un poco que pierdan la cabeza con tonterías. Qué se le va a hacer. Es lo que hay".


Comentarios