'Operación Triunfo' y el regreso de la ridícula censura cultural










En 1953 la purista censura franquista convirtió la aventura africana de John Ford, 'Mogambo', en un film ridículo por su doblaje al español. Los esbirros del régimen nacional-católico no querían permitir la relación extramatrimonial del personaje de Grace Kelly con el de Clark Gable y obligaron a que se alteraran los diálogos. Pero lo hicieron a un nivel tan ridículo que Grace Kelly y Donald Sinden, matrimonio en el film, se convirtieron por obra y gracia del franquismo en hermanos, por lo cual sus actitudes cariñosas hacían evidenciar un incesto en vez del inadmisible adulterio.

El caso OT

Este lunes Becky G era la invitada estelar a 'Operación Triunfo', lastrado por 'Hora Punta' y superado en su segunda entrega por 'La que se avecina'. Y los responsables del programa, con el sobrevalorado Tinet Rubira a la cabeza, impusieron que su afamada canción "Mayores" cambiase la letra para no inoportunar a los niños que ven el programa por Clan o en su reposición matinal del fin de semana.

La canción original, número uno en las listas musicales repletas de niños, dice: "A mi me gustan mayores, de esos que llaman señores, de los que me abren la puerta y me mandan flores. A mí me gustan más grandes, que no me quepan en la boca... los besos que quiera darme y que me vuelva loca". Pero en TVE, cuya manipulación llega hasta el entretenimiento, sonó lo siguiente: "Me gustan más grandes, que con un beso en la boca me hagan volar en el aire y que me vuelva loca". 

Tinet Rubira, aferrado a un desfasado concepto "familiar" y alérgico a cualquier tipo de escándalo, salió en defensa del programa: "Pedimos a Becky G que cantara la versión para todos los públicos de "Mayores" porque 'OT' se repite en Clan y por las mañanas en La 1". Becky por su parte manifestó que en un principio no quería cambiar la letra de su hit, business is business, y que cree que a un hombre no le hubieran obligado a alterar semejante majadería. 

Un poco de historia 

En abril de 1983 TVE en su programa 'Caja de ritmos' de Carlos Tena emitió sin censura la canción "Me gusta ser una zorra" de Vulpess. Ahí va la letra:  

"Si tú me vienes hablando de amor,
que dura la vida, cual caballo me guía
permíteme que te de mi opinión.
Mira imbécil que te den por culo.

Me gusta ser una zorra
me gusta ser una zorra
me gusta ser una zorra
Eh, oh, ah, ah
Ay ay ay ay ay cabrón!

Prefiero masturbarme, yo sola en mi cama,
antes que acostarme con quien me hable del mañana.
Prefiero joder con ejecutivos,
que te dan la pasta y luego vas al olvido.

Me gusta ser una zorra
me gusta ser una zorra
me gusta ser una zorra
Eh, oh, ah, ah
Ay ay ay ay ay cabrón!". 

El ABC de Anson protestó por el tema, El País salió en defensa de TVE y Fernando Savater desde el diario de Polanco remató al decano de la prensa madrileña: "Les escandaliza una simple canción y no la dictadura de Pinochet". Como ven, los tiempos no han cambiado: nos escandalizan las canciones y no lo hacen las dictaduras.



Comentarios

  1. No es censura. Es que una niña de 20 años (cuyo espectro de público es 14 años) no debe hacer alusiones a penes que no le caben en la boca.
    Pero cierto es, que para eso, no haberla traído al programa y punto. Que la gente se queja del machismo de Pablo Motos, pero cuando la machista es una niña de 20 años, es censura.
    Insisto, es una estrella infantil, que en inglés canta sobre el empoderamiento de la mujer y en castellano, sobre penes que no le caben en la boca...

    ResponderEliminar
  2. Creo que la canción habla de besos y no de penes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me diga que usted no sabe lo que son los dobles sentidos.

      Eliminar

Publicar un comentario