¿Confía Mediaset en María Teresa Campos como presentadora?










Esta semana María Teresa Campos cumple ocho meses sin hacer lo que más le gusta: presentar un programa de televisión. Unos días después de la lacrimógena despedida de '¡Qué tiempo tan feliz!', que semanas atrás había visto recortados sus días de emisión y había comenzado a dejar de emitirse en directo, Mediaset compensó a la ex reina de las mañanas firmándole un contrato de larga duración.

Pero el acuerdo pronto comenzó a saber a hiel: Telecinco intentó exprimir el culebrón familiar de las Campos por la finalmente anodina participación de Bigote Arrocet en 'Supervivientes', y utilizó como personaje y no como presentadora a María Teresa, a la que se le había visto visiblemente incómoda como colaboradora de 'Sálvame' o como protagonista de 'Las Campos'.

Es cierto que estos últimos meses María Teresa se ha estado recuperando de su ictus, pero en cada aparición pública la ha aprovechado para pedir por activa o por pasiva que quiere volver a tener un proyecto entre manos. Pero Mediaset, viendo que 'Viva la vida' ha mejorado en punto y medio a la nostalgia musical de la malagueña, solo la reclama para convertirla en una invitada estelar en espacios como 'El Debate de Gran Hermano', 'Chester', 'Mi casa es la tuya' o 'Las Campos'.

Con el inesperado regreso del reality-show Mediaset tiene cuatro objetivos: que La Fábrica de la tele supla con 'Sálvame' y 'Las Campos' el hueco navideño que ha dejado en contra de su voluntad José Luis Moreno, que Raúl Prieto vuelva a dirigir tras su adiós a 'Sálvame' (coincidente con el mínimo del programa en 3 años y con el enfado público de Jorge Javier Vázquez), que la productora de Adrián Madrid y Óscar Cornejo vuelva al reality-show tras el fallido proyecto con Alba Carrillo y Lucía Pariente, y que María Teresa Campos vuelva a sentirse estrella, sin las estridencias añejas y con paseo por Nueva York, tras demasiados meses de espera.



Comentarios