Vasile desprecia a Javier Ruiz para lamer las heridas de Ana Rosa










El "octubre negro" de Mediaset tiene tres lecturas: el modelo de Telecinco se ha agotado, hecho que se evidencia con la catarata de puntales de la cadena caminando hacia el final de octubre en mínimos históricos. La segunda es que Paolo Vasile se ha equivocado infravalorando el tema catalán, filón que ha disparado a La Sexta. Y la tercera es que en Fuencarral esperan mejorar los números de Telecinco y Cuatro cuando escampe el procés, tal y como le reconocía ayer Manuel Villanueva a Bluper.

Pero la crisis ha provocado que Vasile desempolve los ahorros captados para compensar su caída publicitaria, entre descuentos y target envejecido. Y los ha invertido en dopar 'Gran Hermano' con famosos, en estrenar 'La que se avecina' y en tirar de su escaso catálogo millonario de Hollywood.

Pero la crisis ha tenido una consecuencia humillante: Ana Rosa Quintana ha perdido su trono matinal después de 12 años de reinado. 'Espejo Público' se ha disparado con su aumento horario, por lo cual Mediaset ha tomado una medida drástica que perjudica al programa estrella de su segundo canal, 'Las Mañanas de Cuatro'.

Ayer contaba Merca2 que en Mediaset han decidido mover la clásica pausa publicitaria de Javier Ruiz, en torno a las 13;00 horas y en coincidencia con Ferreras, para intentar lastrar el tramo final de Griso. ¿La intención? Que el magazine de Antena 3 no se dispare y su subida no deje demasiado atrás a 'El programa de Ana Rosa', con lo cual Vasile sigue despreciando a Cuatro y metiéndola en guerras ajenas con tal de que sea feliz su diva matinal, enfangada en una silente guerra con la productora que fundó.






Comentarios