Bertín Osborne y la prensa del corazón










Bertín Osborne utiliza el postureo de la escuela Jesús Quintero: invita a personajes de la prensa rosa y usa preguntas dignas del papel couché, eso sí, parapetándose detrás de un envoltorio de un glamour que le facilita la consecución de personajes y titulares. Y si no vean la entrevista que le realizó a Feliciano López, centrada sin duda en Alba Carrillo.

Manuel Carrasco se someterá esta noche a la sesión de masaje de Bertín, que también visitará o recibirá a Ana Torroja, Antonio Carmona, Jorge Lorenzo, Jesús Calleja o Paz Padilla. Se le resisten por ahora Felipe González o Julio Iglesias, que no Alba Carrillo, ya que señala que solo entrevista a personajes interesantes.

De haber utilizado ese baremo la hubiese entrevistado a ella. Y no al sosainas de su ex, que aparece por una esquina y bosteza toda la calle. El tenista resultó tan tedioso que provocó un fracaso en audiencia similar al de Aznar, ese hombre.

También saca Bertín su pose de señorito andaluz para decir que podría entrevistar a Belén Esteban, pero que le preguntaría por el deporte que le gusta, no por si roncaba Jesulín. El rey de la ranchera y barón del brandy no se cortó tampoco en la rueda de prensa a la hora de alardear: "Llevo años sin comprar una revista del corazón". Eso sí, hace unos meses pasó por caja para protagonizar la revista del ¡Hola!, quizás la más insufrible y petarda de nuestro kiosko.

Pero Bertín es así: lo mismo se viste de cuñado centrista que babea ante Esperanza Aguirre, para la que pedía el voto mientras le contrataban en Ayuntamientos populares. Lo mismo se despierta demócrata de toda la vida, versión Rivera en Venezuela, que pide que se callen de una puta vez sobre la Guerra Civil. No vaya a ser que los quejíos de los descendientes de las víctimas de los crímenes fascistas interrumpan las siestas del marqués.

Lo mismo pide respeto al famoso que se sube a las tablas con el patán de Arévalo, que encontró un filón en la España profunda contando paridas sobre maricones y gangosos. Lo mismo hace bromas homófobas sobre 'Sálvame' que niega la mayor ante Jorge Javier Vázquez, que hizo como que le creía por el hecho de no ser descortés con su nuevo compañero de escudería.

Un colega que le niega el pal y la sal, porque las imágenes de 'Mi casa es la tuya' no se pasan por 'Sálvame', no vaya ser que se manche la moqueta del akelarre vespertino con los lamparones de , babas, grasa y caspa que desprende el circo de Bertín, con un pasado tan repleto de inmundicia que sorprende que siga dispensado en sus apariciones públicas esa mezcla de opinión demagógica de bareto de cuarta y clases de sujeto honrado y lleno de sentido común. El que tiene los cojones para travestirse de patriota mientras defrauda impuestos.


Comentarios

  1. Joder la peste a podemita del que escribe... Parecido al casposo de Bertín. Estais los dos para andar dando lecciones...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario