El doble fracaso nacional de Toñi Moreno y Juan Y Medio








Para Toñi Moreno acabará una temporada que ha tenido luces y claros en el plano profesional: en primer lugar porque tuvo la oportunidad de recuperar su sitio en Canal Sur, donde presenta con éxito cada mañana 'Gente maravillosa'. Antena 3 confío en ella para conducir 'El árbol de la vida', que no tuvo demasiada suerte en prime-time. Y en Telecinco tampoco lo está consiguiendo con 'Viva la vida', que está relevando sin suerte a '¡Qué tiempo tan feliz!' y que la semana pasada cayó al mínimo de audiencia con un gris 9% de share. Cierto es que tenía como rival la previa de la final de la Champions League, pero aun así Telecinco ha demostrado su confianza en ella y esta semana Toñi hizo doblete, por lo cual se queda sin un solo día libre de fiesta en toda la semana.



La intención de Telecinco era que Toñi aproveche la herencia que le dejará su telonero: la final del Roland Garrós de tenis. Hasta diez famosos la acompañaron este fin de semana: María Jiménez, El Arrebato, Falete, Carlos Rivera, Mario Vaquerizo con sus Nancys Rubias y el ex Auryn Carlos Marco, Jesús Castro, Eduardo Casanova y Macarena Gómez, estos dos últimos protagonistas de 'Perdóname, señor'. La presentadora ya había señalado en la presentación del programa que podría duplicar sus emisiones: "Sí, esa es la idea, que si el programa crece pase también al domingo. Yo es que ni pienso en eso, pienso en el día del estreno". ¿Y sus objetivos? "Yo lo que quiero es que el programa sea entretenido y le guste a la gente. Que sea alegre, por eso se llama 'Viva la vida', y que no aburra a la gente. La cadena nos ha dicho que entiende que es una franja difícil y que iremos creciendo poco a poco. Como todo, esto es televisión y sabemos que nos darán las oportunidades que puedan... esperamos tener un buen resultado de audiencia".

Una audiencia positiva que todavía no le ha llegado, tal y como le ocurrió esta misma temporada a su compañero en la cadena andaluza, Juan Y Medio, que vio con frustración como le retiraban sus dos proyectos a nivel nacional, 'El amor está en el aire' para Antena 3 y 'Poder canijo' para TVE, al alimón de quedarse sin el mítico 'Menuda noche' de Canal Sur. Juan se quedó sin tres espacios y Toñi se podría quedar sin dos, pero aun tiene tiempo y crédito todavía para que 'Viva la vida' consiga sobrevivir a estos malos momentos. Mientras, María Teresa Campos espera destino tras la cancelación de '¡Qué tiempo tan feliz!', el final de 'Las Campos', reality-show del que no hay confirmada tercera temporada, y su adiós no se sabe si temporal a 'Sálvame'. La malagueña se recupera mientras su sustituta, Toñi, intentó encauzar su programa con la irrupción de varios famosos y un evento deportivo como trampolín, aunque hay que decir que estos trucos televisivos cada vez funcionan peor, ya que los teloneros potentes suelen ser combatidos por zapping por parte del público. Y esta teoría se cumplió: la entrega del Roland Garros a Nadal fue vista por 4,2 millones de espectadores (31,9% de share) y Toñi se hundió a continuación: 10,1% de share. 


Comentarios