El vaporetazo judicial a Marhuenda le puede echar de La Sexta










La Razón regala una vaporeta. Este recurso promocional para disparar sus números de difusión tendrá un elevado costo económico para Planeta. Pero el dinero no ha sido nunca un problema para este diario, que no ha repartido ni un solo duro de beneficios desde su fundación. Ya saben, el negocio ya no está en vender periódicos o publicidad, sino en mostrar tu influencia para conseguir turbios pelotazos paralelos.

Y en esas están "El Príncipe de las tinieblas" y sus soldados: "No es solo La Razón", único periódico que clamó contra la citación judicial de Mariano Rajoy y que apoyó al dimisionario presidente murciano Pedro Antonio Sánchez. Porque Atresmedia es muy poderosa, tanto que hasta Podemos no se atreve con Casals, y tan solo los que están fuera de la protección económica de La Sexta se han atrevido a zurrarle fuerte a "el conseguidor de Planeta" (según El País) y sus pupilos, formados todos en la escuela Ansón.

Marhuenda el viernes en Onda Cero se acordaba de Pedrojota por las informaciones publicadas por El Español, que ha aparcado el tedio que reinaba en su redacción por unos instantes: "Algún medio, que no voy a citar, de quien tenía una piscina y me llamó para no dar nada en el periódico, se ha tratado de vengar (...) Pedrojota no me ha llamado después de lo que ha publicado sobre mí. Y no le costaba nada. Antes que periodistas más o menos importantes somos personas. Yo no voy a hablar mal de Pedrojota. Allá su conciencia". Así, explicó que "presidentes de cadenas rivales me han llamado para decirme que saben que soy honrado". Claro que sí.

Pedro J. Ramírez recordaba este domingo que ningún miembro de El Español ha sido invitado a La Sexta en los dos años de vida del periódico y se desquitaba: "Casals mantiene en definitiva un circo con tres pistas: en la de Antena 3 da satisfacción y respetabilidad a la España conservadora, en la de La Sexta otorga proyección a quienes aspiran a destruirla y en la de La Razón pasa la factura por no permitir que esto suceda, aplicando técnicas similares a las del presidente de Ausbanc y sus secuaces. Hay una única gran diferencia entre el recorrido de Pineda y el de Casals: el nivel de protección obtenido tanto en el ámbito político como en el judicial por este confidente de Rajoy".

Planeta, con la credibilidad por los tobillos, parece que no tomará drásticas decisiones en su organigrama tras destaparse la forma de funcionar de sus principales directivos. Eso sí, Marhuenda este sábado visitó La Sexta Noche como entrevistado y no como tertuliano, síntoma de que quizás sus días de gloria en la cadena verde se hayan acabado para él. O no, porque nada le ha pasado a un periodista que salió del Gobierno Aznar por un jugoso pelotazo de treinta millones de pesetas y que reconoció hace unos años que Casals se reunía de forma habitual con Bárcenas, siniestra mediación del conseguidor en plena guerra de SMS con Rajoy. La inmunidad de esta banda está a prueba de bombas. Eso sí, al amo de las tinieblas tanta intensidad de focos le pueden dejar tuerto.





Comentarios