Las siete pruebas que demuestran la gran crisis de Telecinco










Que no cunda el pánico, pero el pánico cundió en Telecinco. La dinámica negativa que atraviesa la cadena, cuyo modelo de programación está dando evidentes síntomas de agotamiento tras dos décadas, ha conllevado que el proyecto que pilota Paolo Vasile haya retenido in extremis el liderazgo de febrero tras dos derrotas en diciembre y enero frente a Antena 3.

Mirando con lupa los datos de febrero, Telecinco ve con sorpresa como Antena 3 le arrebata el liderazgo en prime-time pese a contar con productos como Casados a primera vista, Pulsaciones o Top Chef que siguen sin convencer a la audiencia.

La primera gran evidencia de la crisis de la cadena es que uno de sus programas más emblemáticos, el Deluxe, es reciclado a partir de esta semana a la noche de menor consumo televisivo, los sábados. La Voz Kids intentará desde este viernes derribar los estrenos de Tu cara no me suena todavía y El Acabose de José Mota.

Pero el programa de Jorge Javier Vázquez no es el único afectado por la crisis de Mediaset: el formato Big Brother, tanto con anónimos como con plantilla VIP, podría ir a la nevera la próxima temporada tras haber perdido más de medio millón de seguidores. Pedro Piqueras, que cerró enero con su peor dato en treinta meses, sigue líder pese a haber perdido 600.000 fieles en un año, hecho que ha repercutido con el liderazgo de los Telediarios de TVE.

Mujeres y hombres y viceversa tampoco pasa por sus mejores momentos y su cancelación podría ser definitiva en las próximas fechas, a Sé quién eres se le podrían hacer eternos los nueve capítulos que le restan para su final pese a sus buenas críticas y su masivo seguimiento por Mitele, y ¡Qué tiempo tan feliz! se ha quedado sin dos terceras partes de su duración, ha perdido parte de sus colaboradores y tan solo emitirá por ahora su edición los sábados y grabada. Por último, Cámbiame ha perdido seguimiento tras el cambio de Marta Torné por Carlota Corredera.

¿Y Cuatro? Tu, yo y mi Avatar sigue en la nevera y Jesús Cintora sigue esperando sentado volver ante las cámaras mientras sigue centrado en sus libros, artículos y conferencias. Por otro lado, Proyecto Bullying sigue sin remontar y Mediaset acaba de cancelar tras solo una emisión La noche de las mentes criminales, penúltima chapuza de Producciones Mandarina que fue un encargo/capricho de Vasile para anticiparse al fenómeno "true crime" que cristalizará con el estreno en Antena 3 de Lo que la verdad esconde, basado en el Caso Asunta.

Comentarios