iFamily: Ana y los 7 vuelve doce años después a TVE










Sigue siendo un auténtico crimen la política llevada por el departamento de ficción de TVE, cuya única misión parece ser la de rescatar a los productores afines a la Corporación Pública en la época de Aznar. En los últimos tiempos La 1 ha estrenado bodrios como Reinas, de José Luis Moreno, La Sonata del silencio, de José Frade, y ayer Juan Alexander volvió a facturar de las arcas públicas con iFamily.

El productor, famoso en nuestro cine por tirarse los trastos a la cabeza con Vicente Aranda, ha conseguido colocar este proyecto en la TVE de José Antonio Sánchez. de la escuela Ansón, por lo cual habrá que mirar al milímetro el contrato. Porque de lejos hay algo que apesta en la actual TVE al contrastar esta colección de chapuzas con las ficciones que encumbró la casa bajo el Gobierno Zapatero.

A Fernando López Puig (director de ficción de TVE), El Ministerio del tiempo le está sirviendo como excusa para perpetrar diversas fechorías. La última se llama iFamily, que vive al calor del aroma de otras producciones de Alexander como A las once en casa o Ana y los 7. Porque el estreno de anoche sigue la estela de las anteriores: serie blanca y familiar, muchos niños de por medio, imagen cuidada y reparto de contrastes. Una de las pocas sorpresas de ayer fue el papel secundario de Antonio Resines, que supuestamente iba a encabezar el reparto y que se conforma, volviendo a hacer de sí mismo con sus enfados y tartamudeos, con un papel menor

Porque todo lo demás fue un remake de Ana y los 7, cuyo paralelismo es inevitable: porque vimos un cuento de Disney con ritmo escaso, argumento aséptico y un barniz infantil que inunda todo, incluidos a los clichés macarriles que aparecen. Comparte iFamily con la serie de Ana Obregón puesta en escena, con familia pija viviendo en confortable chalet entre los que se encuentra una encantadora niña pequeña muy avispada. ¿A salvar? Simplemente un reparto aseado, Raúl Fernández, Fernando Cayo, Bárbara Lennie o Antonio Garrido. Por lo demás, nada de nada.

Hay que destacar negativamente una persecución digna de una webserie, unos efectos especiales low cost, atención a cómo estallan las botellas de cristal en el arranque, y un Photoshop de primaria con Resines como afectado. En definitiva, que iFamily no aporta nada, pero hay que reconocer que hemos visto productos mucho más lamentables y caros en TVE como las Reinas de Moreno. En definitiva: en el país de los ciegos el tuerto es el Rey.

Comentarios