¿Por qué no se fía el director de RNE de una de sus locutoras estrella?









Cayetana Álvareaz de Toledo, directora del área internacional del think tank aznarista FAES, portavoz de la plataforma antisoberanista Libres e Iguales y ex diputada del Partido Popular, denunció este lunes en su página semanal en El Mundo la supuesta censura que ha sufrido por parte de RNE: "El viernes 17 me contactaron del programa Las Mañanas de Radio Nacional de España. Querían entrevistarme el lunes para hablar de la situación política y, concretamente, del desafío secesionista en Cataluña. Y acepté encantada. Sin embargo, el sábado por la noche, casi a las diez, recibí una llamada del director de Radio Nacional, Alfonso Nasarre, a quien apenas conozco pero del que tenía buena opinión. Después de disculparse por la hora intempestiva me preguntó: «¿Sabes que el lunes te va a entrevistar una sustituta del periodista habitual, no?» Le contesté que lo sabía y que no tenía ningún inconveniente. Entonces añadió: «Verás, no me fío de ella. Preferiría que te entrevistara más adelante Alfredo Menéndez». La excusa me pareció tan burda que le respondí: «Alfonso, ¿cómo no te vas a fiar de una periodista a la que has nombrado tú? Es evidente que el problema soy yo; no queréis que hable en RNE». Tuvimos una larga conversación, cordial en el tono pero devastadora en el contenido, en la que Alfonso reconoció que personas del Gobierno no quieren que comparezca en la radio y televisión públicas. Es decir, reconoció que se me censura".

La periodista, en nómina en los tiempos más ultras en El Mundo de Pedro J. Ramírez y la COPE de Jiménez Losantos, protesta por la supuesta imparcialidad de los medios públicos: "Esto es insólito. A la radio y televisión públicas acuden, por supuesto, los socialistas, los separatistas más radicales, los populistas de Podemos, incluso individuos de Bildu que no han condenado los asesinatos de nuestros compatriotas y compañeros. Pero una diputada del PP, portavoz de un movimiento cívico que defiende la legalidad constitucional, no puede hablar en Radio Nacional. ¿Por qué? ¿Porque Libres e Iguales denunció la falta de contundencia del Estado el 9-N? ¿Porque como diputada del PP he pedido una renovación integral del partido? ¿Porque en nuestra reciente conferencia política insistí en la necesidad de dar la batalla de las ideas frente al populismo? Presidente, la censura de la que soy objeto es un atropello. Demuestra que la radio pública incumple las exigencias básicas de un medio de calidad -respeto al pluralismo y atención a la actualidad informativa- y está al servicio de intereses particulares. Esos intereses ni siquiera son los del PP, el partido en el que milito y por cuyo éxito trabajo. Son los intereses de personas concretas que quieren silenciarme. Como le dije a Alfonso, esta utilización inmoral y mezquina de los medios del Estado me produce una desolación profunda".

Recuerden que la política mediática de Mariano Rajoy ha provocado varias muestras de fuego amigo: desde Julio Ariza a Pedro J. Ramírez pasando por Federico Jiménez Losantos, Hermann Tertsch o Isabel San Sebastián, señalados todos ellos como cercanos a las tesis de José María Aznar o Esperanza Aguirre.

Comentarios