La razón por la que Javier Cárdenas se equivoca en su guerra contra Ernesto Sevilla








Ernesto Sevilla irrumpió este lunes en la entrevista de Pablo Motos a Álex García y Verónica Echegui en El hormiguero para poner en pie su sección semanal. El humorista manchego sorprendió a los espectadores con un desafortunado comentario contra un compañero de grupo mediático, Javier Cárdenas, estrella de Europa FM: "El presentador que hace el anuncio de "¿Es casualidad?", ese es un gilipollas (...) al menos en el anuncio lo parece, no digo que...". Recuerden que el locutor hace un anuncio con el citado lema que se puede ver recurrentemente en Antena 3.

Cárdenas, evidentemente dolido por el dardo, respondió vía Twitter al ex de La hora chanante, que además colabora en un programa que compite contra su espacio de La 1, Hora Punta: "Unos donamos una casa para luchar contra una enfermedad. Otros nos insultan sin motivo alguno trabajando en el mismo grupo Atresmedia. Ole!".

Javier tiene razones de peso para molestarse contra Sevilla e incluso contra Atresmedia, que por supuesto está en su derecho de no ofrecerle ningún proyecto televisivo pese a sus éxitos radiofónicos, pero es difícilmente comprensible que ni siquiera aproveche plataformas de promoción como El hormiguero o Zapeando para ayudarle en el funcionamiento de su morning-show.

Lo malo es que Cárdenas ha utilizado la donación una casa para una labor social como contraposición a un insulto. Esto es directamente obsceno. Porque Twitter se inunda de comentarios contra el locutor, el que según las redes sociales pretendería, consciente de su mala imagen, borrar de un plumazo sus años entrevistando en televisión a personas débiles y sus años de radio lanzando soflamas.

Debiera saber el locutor que el siguiente paso de ayudar es callarse. Porque si sacas pecho, el personal es consciente de que hay mucho famoso que no se echa fotos con negritos del tercer mundo para ayudarlos, sino para ayudarse a sí mismos y a sus carreras. No decimos que a Cárdenas no le haya movido un sentimiento personal, haciendo una labor tan maravillosa como la que hacen pocos: donar ni más ni menos que una casa. Pero el locutor debería cambiar dos horas diarias de gimnasio por algo de lectura que no sean los titulares que caza a vuelapluma en el Facebook.

Por ejemplo, pudiera sentarse una tarde con un libro de Eduardo Galeano y saber las diferencias entre solidaridad y caridad: "A diferencia de la solidaridad, que es horizontal y se ejerce de igual a igual, la caridad se practica de arriba a abajo, humilla a quien la recibe y jamás altera ni un poquito las relaciones de poder".

Leer más: Los siete secretos mejor guardados por Javier Cárdenas

Comentarios

  1. ¿Pero es que Cárdenas lo aguanta alguien? Tiene un ego desmesurado que no puede ocultar, por eso funciona en radio (no se le ven las expresiones de la cara ni el lenguaje no verbal, que son dignos de estudio) y no en televisión.

    ResponderEliminar
  2. Ernesto Sevilla se ha vengado de su expareja patricia conde la cual desde hace años sufre la mofa en su programa tratandola cuanto menos de cortina... bien por erenesto sevilla si señor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario