First Dates, el éxito del verano








El verano es un periodo con un menor consumo televisivo y por lo tanto una menor inversión publicitaria, hecho que redunda en que las grandes cadenas rellenen sus parrillas con reposiciones, espacios enlatados y series americanas que pasaron por la tele yankee sin pena ni gloria.

Pero cada verano hay un éxito y uno de los de 2016 es sin duda First Dates, espacio de citas que ha cubierto al fin una de las franjas malditas de Cuatro: su access prime-time, desnudo desde que hace un lustro Pablo Motos fichase por Antena 3. 

Desde entonces la cadena ha sufrido en esta franja exceptuando dos breves periodos liderados por Lo sabe, no lo sabe y Gym Tony, que apenas duraron una temporada en antena. El resto han sido proyectos fallidos, Todo va bien, Natural Frank o Las noticias de las dos, por lo cual el aterrizaje del espacio liderado por Carlos Sobera ha supuesto un soplo de aire fresco en las noches de Cuatro. 

First Dates aterrizó en primavera con unos datos más que aceptables que se movían entre el 6 y el 7% de share, pero este verano el dating-show se ha disparado hasta el 11%, con audiencias medias en torno al millón y medio de espectadores (llegando incluso a conseguir incluir durante su emisión el spot más visto del día). Es cierto que a este éxito ha ayudado Atresmedia, que rellena sus noches con refritos de El hormiguero y Trending Top Tele, que cosecha audiencias incluso inferiores a las reposiciones de El Intermedio. 

Se supone que con la llegada del otoño el espacio bajará. Pero su gran target comercial y el hecho que haber triplicado la franja horaria de Cuatro aseguran al programa una pronta renovación. Por lo tanto, Carlos Sobera releva con éxito a Luján Argüelles como Cupido de Cuatro y olvida su discreta última etapa en Antena 3 mientras compatibiliza la televisión con el teatro. 


Comentarios