¿Este Herrera es una ruina?







La derecha mediática ha apadrinado en conjunto el fichaje de Carlos Herrera por COPE. El andaluz, que practica esa radio grasienta, inculta, hecha a desgana y demagoga, se ha convertido en el niño bien del conservadurismo español, que ve con buenos ojos como el periodista que viajaba gratis gracias a Iberdrola a ver la Eurocopa 2012 o la clasificación mundialística del Mundial 2014 se convierta en un periodista de referencia, promocionado por RTVE y premiado por la Agencia EFE, que le crea premios ex profeso. No se puede dudar que entre sus méritos está haber aguantado durante años a su vera a Mariló o hacer como nadie masajes a Rajoy, que le recibe en Moncloa consciente de que la corrupción es un tema tabú para Herrera, ex marido de una señora contratada por los socialistas en Canal Sur y TVE mientras el locutor se olvidaba de hacer sangre con los ERE andaluces.

También es cierto que Herrera ha disparado los resultados de audiencia de COPE, pero, ¿y los beneficios? Ahí está la duda. Y es que Onda Cero batió récord económico tras su salida, ya que mantuvo los anunciantes del andaluz mientras le dejaba de pagar su millonario sueldo. Y COPE, que supuestamente debiera estar contenta por los sobresalientes resultados de audiencia, perdió dos millones de euros en 2015 según PR Noticias, por lo cual los curas intensificarán la campaña "X Tantos" para tapar el agujero de la emisora y el socavón de 13 TV.

Pero desgranando los datos económicos vemos con estupor como COPE ganaba 2,1 millones de euros hasta junio, cuando no tenía los seis millones de euros de Herrera en nómina. Y en el último semestre, con el andaluz rodeado de palmeros en la emisora episcopal, los beneficios se convirtieron en pérdidas de 2,2 millones de euros. ¿Este Herrera es una ruina?

Comentarios