¿Se ha roto el silencio mediático sobre Doña Letizia?







Los WhatsApp de Doña Letizia al siniestro empresario Javier López Madrid publicados por El Diario, en los que llega a insultar a un suplemento de El Mundo, puede ser el principio del fin del paraguas mediático que han dispensado los editores a los nuevos monarcas. Recuerden que según el digital de Escolar, Doña Letizia escribió lo siguiente: "Te escribí cuando salió el artículo de lo de las tarjetas en la mierda de LOC y ya sabes lo que pienso Javier. Sabemos quién eres, sabes quiénes somos. Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui (miss you!!!)".
Recordemos que hay varios tabús mediáticos de los que todavía no está bien visto indagar sobre la "ex prinzesa". Aquí van:

Los cinco tabús sobre Doña Letizia; 

Tabú número uno; Alonso Guerrero, su profesor en la adolescencia se convirtió en marido

Cuando Casa Real confirmó en 2003 la relación entre el Príncipe y la periodista, La Zarzuela ya había trabajado para evitar que transcendiesen las fotografías de la primera boda de Doña Letizia. Y es que uno de los mayores problemas de la Casa Real para aceptar el matrimonio era que Letizia fuese una mujer divorciada.

Zarzuela sabía que para las revistas del corazón eran una bomba las fotografías del matrimonio entre Letizia y Alonso Guerrero. Y la historia en sí ya era carne de prensa rosa, ya que es morbo puro; la joven Letizia se enamora a los 17 años de su profesor de Lengua de 28 en el Instituto Ramiro de Maeztu. Ya saben la controvertida relación entre simpática alumna y apuesto profesor. Ocho años después, en 1998, se casan para divorciase un año después. Impagable.

Tabú número dos; México y las drogas

También han sido comentados los viajes de Letizia. El primero fue a México, que le marcaría para siempre. Hasta allí viajó para estudiar un graduado que no terminó, pero en el país azteca vivió intensamente. La revista mexicana Quién hablaba de su gusto por el tequila y por el amante que disfrutó en su estancia. También se ha sacado a la luz años después que su desnudo inspiró una portada del grupo Maná. Y para rematar, en el libro Letizia; una republicana en la corte de Juan Carlos I-secuestrado como es habitual en este país "democrático"- se dice que fue detenida por posesión de hachis.

Tabú número tres; sus otros amores con señores casados y el sexo etílico en Irak

También el autor de Letizia; una republicana en la corte de Juan Carlos I, insinúo que la editorial le censuró pasajes del viaje de Letizia a Irak como corresponsal. Los desvelaría Enrique de Diego años después; "De su viaje a Irak, el cortesano Federico Trillo hubo de destruir el informe de la sargento “Paquita” sobre la noche de farra de Letizia con un mando de la Royal Navy." Por ese viaje, Ana Blanco protestó ante Alfredo Urdaci, como reconoció el periodista navarro en un libro. Y es que no se entendía en RTVE la rápida promoción de Letizia. Quizás solo Urdaci sabía su relación con el heredero del trono español.

Letizia siempre ha tenido amor para dar y regalar. Si no que se lo digan a David Tejera, periodista y novio de la asturiana en CNN+, que se quedó con un palmo de narices cuando le dejó por Felipe de Borbón. Años después el periodista reconoció; "Pude hablar de Letizia y haberla dejado fatal..."
En México se habló de su relación con el periodista Luis Miguel González, que estaba casado y se divorció después de "conocer" a Letizia

Tabú número cuatro; el aborto de Letizia

Otro de los temas que Zarzuela quería evitar era que Letizia abortó. Para la mayoría de la sociedad española este hecho es una estupidez, pero a los tradicionales monárquicos no les gustó este hecho.
David Rocasolano, primo de Letizia, publicó el pasado abril "Adiós Princesa, adiós", polémica obra sobre la vida de la próxima Reina. En el libro se demuestra con pruebas que Letizia abortó, cosa que molestó en Zarzuela.

Además, David retrata a su prima como una "déspota" y "controladora" que sufre continuos cambios de humor. El único tema que no tocó fue su posible anorexia. El fuerte carácter de Letizia lo confirmó hace dos meses Vanitatis, que publicó las quejas de los escoltas de Letizia por el carácter dictatorial de ésta.

Tabú número cinco; el suicidio de su hermana


Si algo ha dolido a Doña Letizia en los últimos años es la historia de su hermana Erika, que una noche se atiborró de pastillas en la soledad de su casa para acabar con su vida. Había dejado escritas varias cartas que lo probaban. Erika se acababa de separar y apenas tenía relación con su hermana, que siempre había estado cerca de ella, más centrada en sus compromisos en Zarzuela. Tampoco le ayudó a Erika la presión de los paparazzis, que la fotografiaban en contra de su voluntad.


Comentarios