Así se ha cargado Paolo Vasile a Cuatro








Desde que Paolo Vasile irrumpió en la nave de mandos de Cuatro este canal, vanguardia televisiva hasta entonces, no ha dejado de hundirse-no en audiencia, pero solo gracias a la desaparición de varios canales-.

La ruptura con Pablo Motos y Florentino Fernández en la primavera de 2011 ha lastrado durante casi un lustro las franjas de access prime-time y sobremesa del canal, franjas donde no se han encontrado sustitutos de garantías.

En los últimos meses el divorcio con Risto Mejide provocó que Viajando con Chester, en la última etapa con Pepa Bueno, se hundiera 3,3 puntos, del 9,2 al 5,9%, caso que ha sido más grave en Hermano mayor, que ha caído del 11,9% al 6,6% con Jero García y sin Pedro García Aguado, por lo tanto el hundimiento ha sido de más de cinco puntos.

Estas dos rupturas añadidas a la decapitación de Jesús Cintora, que ha supuesto que Cuatro pierda el liderazgo del mediodía en favor de Al rojo vivo, y a la decisión de emitir espacios con bajas audiencias como la Liga BBVA en el pasado y de Un tiempo nuevo hasta el presente, ha supuesto que el canal se hunda, en parte por la reducción de la producción propia en el canal y en parte por la decisión de estrenar formatos low cost o descartes de Telecinco como Killer Karaoke, Sopa de gansos o Rabia.

Comentarios