Ussía saca su vena guerracivilista, un periodista de El Confidencial da un pelotazo económico y Movistar + se tira al frikismo








Dos de las plumas más respetadas de la derecha, Alfonso Ussía y Antonio Burgos, se han sumado a un manifiesto impulsado por el general retirado Rafael Dávila donde éste insinúa que se aplique violencia contra Catalunya por las estériles bravuconadas de Artur Mas.

Hay señores empeñados en apagar el fuego con gasolina. El que hace lo contrario es el periodista de El Confidencial Carlos Fonseca, que se embolsará 71.800 euros del Gobierno vasco por emitir informes trimestrales donde analizará cómo se percibe la paz del norte en Madrid.

El que no emite informes, sino escribe tuits contra Sálvame, es Pipi Estrada, que ha sido fichado por Movistar + para resucitar la vieja marca del Plus, El Tercer tiempo, espacio resumen que conducirá el periodista asturiano todos los lunes a las ocho de la tarde en la plataforma de pago. Hasta en la casa del fútbol, modelo de periodismo deportivo en los últimos cinco lustros, hay hueco para el frikismo.






Comentarios