José Antonio Sánchez reparte quince millones de euros entre Ganga, Cerezo o Frade mientras Secuoya se queda fuera de la merienda








El Consejo de Administración de RTVE aprobó ayer la inversión de quince millones de euros en los próximos meses. Seguramente éste sea uno de los últimos derroches de José Antonio Sánchez, que ha premiado al Grupo Ganga, al que ha renovado Ochéntame otra vez pese a no llegar a los dos dígitos, a Lavinia, cercana al PSOE, con su Torres en la cocina que sigue sin arrancar, a Cerezo, al que le seguirán comprando el catálogo para dar triple ración de cine diaria en La 2, y a Bertín Osborne, el nuevo niño mimado de la pública. El que no está contento con el consejo de ayer es Berdonés, crecidito tras pelotazos en autonómicas peperas gracias a la protección de Soraya y niño con zapatos nuevos gracias a la señal TDT, que ha visto como su Víctor Ros, que promedió un ridículo 11,6% en su primera temporada, se ha quedado fuera in extremis de la renovación.



Comentarios