Diez programas o series que pronto podrías ver cancelados








En la cuerda floja andan varios espacios televisivos. Ya saben que la televisión es un mundo muy cruel, donde cada presentador o actor vale el último share con el que se despertó. Es el caso de María Teresa Campos, antigua reina de las mañanas, que ve peligrar su ¡Qué tiempo tan feliz!, no tanto por el formato en sí, sino porque Producciones Mandarina ha pasado en pocos meses de ser productora de confianza a factoría de desconfianza. Prueba de ello es que Vasile los ha apartado de la producción de Las mañanas de Cuatro y Un tiempo nuevo, por lo cual Revaldería y Botello podrían seguir el mismo camino que productoras como Big Bang Media, Molinos de Papel, Alba Adriática o 20 db; la borda.

Sobre el adiós que no hay dudas es el de B&B, que se desangra en antena con su segunda temporada mientras su protagonista dice que no quiere saber nada de la serie. Un futuro parecido tiene en Cuatro Rabia, que marca datos alrededor del 5% de share; dos pájaros de un tiro para Vasile, ya que con esta serie ha lastrado el arranque de CSI Cyber, que sufre la falta de confort que le proporciona los lunes noche a los forenses. En Mediaset también caminan con dudas Un tiempo nuevo, que no levanta cabeza en Cuatro y que intentará remontar con el cambio en la dirección del programa esta misma semana, Cámbiame Noche o Adán y Eva, que tiene complicado tener tercera temporada eclipsada por el huracán Bertín y por el desgaste de un formato que no da para más.

En Atresmedia también podrían tener preparado un ataúd, XXL, para Chicote y su Top Chef, y otro del mismo tamaño, para que quepa el ego de Risto. En TVE apestan Olmos y Robles, que pese a superar el 14% de share en la primera temporada ha acabado pidiendo la hora por debajo de los dos dígitos, y el doble y discreto estreno sociosanitario de las tardes, Centro médico y Esto es vida, por el cual José Velasco, productor de los tres primeras ediciones de Gran Hermano, podría preparar las maletas para volver a Asturias, su patria/cobijo en el último lustro, en el cual no ha trabajado en la capital.





Comentarios