Paolo Vasile desguaza Producciones Mandarina, su enésima víctima






La decisión de Mediaset de apartar de Las mañanas de Cuatro a Producciones Mandarina-noticia adelantada por Bluper, ¡cómo no!-, es la segunda desautorización pública/humillación de Vasile a la compañía de Botello y Revaldería. Y es que hace apenas dos meses la cadena relevó a la compañía de Un tiempo nuevo, que prepara renovación de la mano de Cuarzo. Ahora la excusa es que el programa de Javier Ruiz pasará a manos de Informativos Telecinco, por lo cual Mandarina se queda solo con ¡Qué tiempo tan feliz! en antena-los siete patinazos consecutivos le pueden costar la vida a la productora del programa de la Campos-.

Es decir, que Vasile, cuyas complicadas relaciones con las productoras son públicas y notorias-Vasile tira por la ventana la figura de las productoras de confianza-, parece que le ha puesto la cruz a la compañía, que podría morir si no lo remedia el italiano en los próximos meses por asfixia. Y es que Mandarina produce en exclusividad para Mediaset, que ni siquiera le ha encargado algún espacio para 8 TV Catalunya-como sí ha hecho con La Fábrica de la tele, que cuenta con división catalana-.

Recordemos que Mediaset creó hace una década las llamadas "productoras de confianza" para relevar a Globomedia, la principal proveedora en el esplendor de la cadena. Pero poco a poco esas pequeñas compañías han ido muriendo o apenas trabajan para la cadena-la Alba Adriática de Moreno o la 60 db de Risto Mejide-. Otras compañías ligadas a Mediaset también han dejado de gozar de la confianza de la cadena. Es el caso de Molinos de papel, Plural Entertainment-que produjo la primera etapa de Las mañanas de Cuatro-, Gestmusic o Atmosférica.



Comentarios