Una ex compañera de trabajo de Kiko Hernández lo acusa de haberse inventado una novia y su cáncer de páncreas






De mentiroso compulsivo y cínico. Así califica María Eugenia Martínez, ex compañera de Kiko Hernández en su inmobiliaria, al colaborador de Sálvame. En una entrevista concedida a la revista Dime, que recoge El Semanal Digital, la citada mujer echa por los suelos la imagen del exgranhermano:

María Eugenia Martínez, excompañera del colaborador en la inmobiliaria en que trabajaba antes de su lanzamiento al estrellato televisivo. Y lo ha hecho en la revista Dime, denunciando que "sólo demuestra empatía con la gente que cree superior", por ejemplo, Jorge Javier Vázquez o Mila Ximénez.
"Le gustaba el dinero fácil", señala Martínez, asegurando que "se inventa lo que haga falta para ganar dinero".

El problema es que es "muy inculto" y eso le crea dificultades en esas invenciones: "Si llega a ser un poco más listo se inventa otro cáncer más fácil de curar", en alusión al de páncreas -uno de los más complicados y letales- que supuestamente habría padecido.
Otra invención sería la de que trabajó como enfermero. Según la excompañera, sus únicos trabajos conocidos antes de ingresar en la televisión fueron los de vendedor de enciclopedias y el de la inmobiliaria.

Capítulo aparte es el de la sexualidad de Hernández, que cataloga como "amorfa" porque no le consta que se fijase en hombres o mujeres. De hecho, presumía de tener una novia con la que hablaba todos los días que resultó ser su madre.




Comentarios