El fin de Comedy Central







Comedy Central sigue en plena deriva hacia la intrascendencia. El culpable de esta situación es sin duda su propietario, Viacom. El canal temático de humor, cantera inagotable de talento, se ha estancado caminando hacia la irrelevancia por una errática falta de confianza de Viacom, que se negó hace unos años a apostar por el canal y lanzarlo en abierto en TDT, cosa que sí hicieron con MTV, canal que volvió al pago por sus discretas audiencias, y Paramount Channel, canal rentable en abierto al no contar con prácticamente gastos, ya que su parrilla se mantiene con una exprimido, repetitivo y anticuado catálogo propio.

Viacom ha decidido en los últimos tiempos aplicar la tijera a Comedy Central, canal que echa de menos lo que había sido desde sus inicios su santo y seña; la producción propia. Después de dejar escapar al equipo de La hora chanante-grupo de humoristas que podrían haber sido sus estrellas en un hipotético salto a la tele en abierto-, Comedy Central ha apostado en los últimos meses por formatos tan grises y patéticos como yuTUBERS, programa ridículo e indigno para un canal que ha acogido tanto talento. Este formato de vídeos estúpidos es el mejor ejemplo de lo que han decidido hacer ahora; emitir poca producción propia y patrocinada, en este caso por Vodafone, que se empeña en producir basura pseudohumorística tipo yuTUBBERS o el Yu; no te pierdas nada de Los 40 Principales.

La otra gran novedad de las últimas fechas son los Roast, formato que en América funciona porque se homenajea a un famoso humillándolos. El problema en nuestro país, donde hemos visto a Santiago Segura abochornado y a Wyoming pasando de esta cosa grotesca, es que lo produce El Terrat, productora que nació con el humor como especialidad, pero que en la actualidad no conectan con la comedia, siendo otras sus especialidades-Salvados o Divendres-. Buenafuente, que lleva muchos años viviendo de rentas, no puede ser el productor de confianza de Comedy Central, canal que ha decidido externalizar sus producciones con mala pata. Desde que hace una década se marchó de la cadena Miguel Salvat, el verdadero padre de lo que se llamó Paramount Comedy, las cosas han ido a mucho peor.

Porque Comedy Central se ha conformado con encargarse de los servicios mínimos, manteniendo únicamente la producción de Central de cómicos, su formato matriz. A parte de eso, se importa basura yankee, alguna sitcom deslumbrante y de vez en cuando aparece un fogonazo de brillantez, como fue la serie El fin de la comedia. Pero poco más, porque Viacom ha decidido apañarse con los productos low cost de la factoría de Buenafuente-El Roast para Comedy Central, MovieBerto para Paramount Channel o Alaska y Mario para MTV-. Además de ésto, Viacom aparca Comedy Central para intentar impulsar una MTV que se ve en pago y que sin embargo contará en los próximos meses con el reality de Alaska y Mario y con Ibiza Shore.



Comentarios