Y el Padre Fortea se revuelve contra Risto: "El que humilla acaba siendo humillado"









Fortea tras la grabación de la entrevista en Al rincón de pensar se temía lo peor. Por eso colgó lo siguiente en su blog: "Cuando una persona nos hace algo malo o nos trata con agresividad o nos ofende o se enfada con nosotros es una ocasión que Dios nos brinda para que recemos por esa persona. Deberíamos acostumbrarnos a hacer esto siempre. Debemos ver a ese ser humano como alguien al que Dios pone ante nosotros para que le ayudemos en su alma. Así que os pido a todos que recemos por el alma de Risto". Y por eso también le dijo al portal Infovaticana que "varias veces estuve a punto de levantarme y abandonar el lugar (...) del entrevistador me espero sencillamente lo peor. A Risto le perdono y no le deseo ningún mal. Pero en el mundo existe la Justicia de Dios, y el que humilla acaba siendo humillado".

Pero visto lo visto, anoche y tras ver la emisión del programa, Fortea se quedó más tranquilo: "Pero del mismo modo que manifesté mis temores, también ahora reconozco que lo que habéis visto es reflejo fiel de lo que fue la entrevista. Pero aunque esto haya salido bien, una vez más, queda claro que el clero cuando va un programa de televisión se arriesga caer en manos de un desaprensivo, insisto en que no ha sido el caso de esta entrevista. Con lo cual siempre queda la duda de si es mejor quedarse en casa y no correr ningún riesgo, o ir a algunos programas de televisión que, por muy escogidos que sean, siempre suponen un riesgo. Mi opinión es que es mejor con prudencia ir a los programas. El bien de las almas vale la pena que alguna vez las cosas salgan mal". O salen bien, porque luego al famoso rincón llegó un soplo de aire fresco; Amarna Miller, simplemente deliciosa. La actriz porno irradió felicidad durante toda la conversación, tras la cual Risto sentenció lo siguiente: "¿Quién es un ángel y quién un demonio? Ahora que lo pienso en este mundo hay en esencia dos tipos de personas; los que buscan la felicidad y los que trafican con ella". ¿Se habrán sentido aludidos Fortea y la Iglesia católica por esta frase? Pues deberían.







Comentarios