Rigalt despide a Sostres, a El Intermedio le sale el economista por la culata y el duopolio se resquebraja







Así despidió Carmen Rigalt a Salvador Sostres desde las páginas de El Mundo: "A la mitad de las mujeres las llamaba zorras o putas, y a la otra mitad las despreciaba por su edad y aludía a ellas hablando de la incontinencia, o de las pérdidas, como ocurrió aquel día. A media tarde, un subdirector cayó en la cuenta de las lindezas que me dedicaba y ordenó levantar el artículo. Me cabreé y le pedí que restituyera el post. No lo hizo y no pasó nada. Sigue igual de faltón (...) Desde aquí se lo digo: a mamarla, a Parla".

El Intermedio por su parte sigue en forma, aunque ayer invitaron a un economista para criticar el TTIP y sin embargo el buen señor se puso a alabarlo sin complejos. Vean la decepción de Wyoming con la entrevista.

Por su parte Ana Isabel Martín en El Semanal Digital comenta que el duopolio podría resquebrajarse si vuelve la publicidad a TVE: "La onda expansiva de la queja de Rajoy ha llegado a su Gobierno. Con consecuencias. A raíz de ella entre los ministros y en La Moncloa se ha reabierto el debate sobre la conveniencia de dar un toque a ambos gigantes mediáticos utilizando un asunto recurrente: la vuelta de publicidad a TVE, que en su día eliminó José Luis Rodríguez Zapatero y que está en el origen de la sequía económica del ente público. Ello, qué duda cabe, aflojaría la soga que tiene al cuello la Corporación pero, en paralelo, haría un buen destrozo a las finanzas de Mediaset y Atresmedia. Se calcula que, con cinco minutos de publicidad a la hora dejarían de ingresar 180 millones de euros".

Comentarios