Buenafuente se despide mal, Buruaga y Casimiro reciben un pescozón y Movistar TV se queda sin el motor en exclusiva







Esta noche se despide sin pena ni gloria la segunda temporada de En el aire. La palpable decadencia de Buenafuente es evidente. No hay más que ver como en una franja menor ha promediado un pobre 7% de share, sin ni siquiera llegar a la media de audiencia de la Sexta. El cómico de Reus seguirá el año que viene no por sus méritos, escasos, sino por la saludable política de Atresmedia; producción propia sobre todas las cosas. Chapeau.

No tiene desperdicio el artículo de Antonio Naranjo en El Semanal Digital rememorando una vieja anécdota. El periodista, uno de los más lúcidos del centro-derecha, recuerda como un colaborador suyo le robó una carta de Mario Conde y se la filtró a Buruaga y Casimiro, y ésto es lo que pasó: "Los dos compañeros, cada uno con su estilo pero una protuberancia facial similar, querían certificar la autenticidad de la carta con la víctima de su robo, en lugar de denunciarlo y devolver la misiva. Huelga decir que les prohibí su difusión. Y no les sorprenderá saber que tuve el mismo éxito que Pedro Sánchez intentando explicar lo suyo con Valeria, la versión perroflauta de la absurda niña de Rajoy: los dos la publicaron –Buruaga incluso antes que yo- y servidor se quedó con una cara que sólo podrán imaginar si juntan las deCarlos Floriano y César Luena en un mal día. Esto es, en cualquiera".

Por último, Movistar TV ha tenido que ofertar varios canales a sus competidores después de la compra de Canal + por parte de Telefónica. Los cuatro primeros son uno de cine, otro de series, el de motos y el de Fórmula 1. Por lo tanto, la plataforma se queda sin la exclusividad del motor, ya que los abonados de Vodafone TV-antigua ONO- y otros operadores regionales podrán disfrutar del motor en vivo.

Comentarios