Pablo Iglesias ya lo avisó; Podemos podría controlar siete televisiones públicas a partir de este verano







Podemos ha pasado con nota las municipales y autonómicas del pasado 24, ya que con sus marcas blancas y con sus inofensivas listas autonómicas no se ha dejado ni un solo pelo en la gatera de cara a las generales, no como Ciudadanos, que toca poder pero se deja toda la credibilidad y se despeña en las renovadas encuestas.

Cuenta Periodista Digital que Podemos ha exigido al PSOE manchego el control de la televisión autonómica a cambio de apoyar la saludable investidura de García-Page. A muchos les extrañará que una de las prioridades de la formación no sean temas sociales o reivindicativos, pero Pablo Iglesias, consciente del poder mediático en la política, lo avisó hace meses. Y es que Iglesias, que hace años participó en las campañas autonómicas de Anova o Ezker Aniza-marcas en las que Izquierda Unida está coaligada en Galicia y Euskadi-, es muy consciente de la debilidad de la coalición en el plano mediático. Hasta El País, en un artículo que parece una necrológica, dice que uno los culpables de la crisis de IU es su falta de conocimiento de los medios. Es por ello que el fundador de Podemos hablaba hace meses de Izquierda Unida y los medios en los siguientes términos: "Izquierda Unida gobierna con el PSOE en Andalucía y exige medioambiente, que está muy bien. ¿Pero no se les ocurre exigir Canal Sur, que les machaca y margina a diario? ¿En qué cabeza cabe?".

Por lo tanto Podemos jugará a partir de ahora con esta arma; las televisiones públicas, prioridad innegociable para la formación de Iglesias. Y dicho y hecho, porque tras gracias a los irregulares resultados del pasado 24, Podemos podría gestionar directamente hasta ocho canales de televisión públicos a partir de este verano. Podría llevar el peso de Telemadrid, canal donde sentará a dos consejeros, que unidos a los tres del PSOE controlarán la autonómica madrileña. Y con más facilidad la tele de Castilla-La Mancha, la resucitada Canal Nou, que podría reabrir en otoño, el Canal Extremadura, quizás IB3 y Aragón Televisión-la única televisión pública que ha respetado el PP-. En total cinco comunidades donde habrá pacto de progreso entre Podemos y otras fuerzas. También este partido podría tutelar de alguna manera la televisión municipal Barcelona TV, o hasta Navarra TV, cadena tan privada como débil ante el Gobierno foral, de cuya subvención vive.

No podrá "hacerse" Podemos con la TPA, tras la ruptura entre sus marcas blancas y el PSOE asturiano; ni con las teles regionales cántabras, con tintes peperos pero dependientes de la generosidad de Revilla; ni con las autonómicas de Murcia y Canarias.



Comentarios

  1. Joooo¡¡¡ que poco original, los mismo que Chaves a finales de los noventa, Pablo…Pablo…mucha coleta y poco cerebro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario