La operación Carlos Herrera, los cambios en la SER y Onda Cero, las licencias televisivas y las fusiones del papel marcarán el verano mediático







Se acerca el verano y se vuelve a disparar la rumorología sobre el futuro de las principales estrellas mediáticas. Este año las principales radios, sumidas en crisis como la Cadena SER o en revoluciones como Onda Cero o COPE, se llevarán todo el foco sobre altas y bajas de los principales comunicadores.

Y es que en la radio, aunque está claro el desembarco de Herrera en COPE y del cambio primaveral de Onda Cero, hay todavía muchas dudas sin despejar. En la emisora episcopal a día de hoy no se sabe el horario que ocupará su nueva estrella, que podría mantener el tradicional horario matinal, de seis a doce y media, o podría emprender una nueva aventura entre las ocho y la una, contando entonces con un telonero informativo desde primera hora.

También se desconoce si llegará a COPE Javier González Ferrari, no se sabe si como directivo o como tertuliano, tras su salida de Onda Cero, empresa que parece que no entendió su papel en la salida de Carlos.

En la emisora propiedad de la Conferencia Episcopal también se ha confirmado que Ángel Expósito, tras pasar por informativos y La Mañana, se hará cargo de las tardes, pero se desconoce el destino de Ramón García, que bien pudiera ocupar la mañana del fin de semana como relevo a Cristina López Schlichting. Y por último tampoco se ha confirmado si Joseba Larrañaga, presentador de un Partido de las 12 que está a años luz en audiencias de El Larguero, será sustituido por Manu Carreño.

En la competencia las cosas tampoco están muy claras. A Onda Cero por ejemplo le han atribuido contactos con Juan Pablo Colmenarejo y Juan Antonio Alcalá, ambos en nómina de COPE, para hacerse cargo de las noches políticas y deportivas. Sea cierto o no, La Brújula sigue sin tener locutor asignado para septiembre. Un mes donde Vicente Jiménez se podría estrenar al frente de la dirección general de la SER con un golpe de autoridad. Y ese golpe para revitalizar la parrilla de la emisora generalista sería la revolución que se rumoreó hace unos meses, que hablaba de Ángels Barceló como voz elegida para llevar el nuevo Hoy por hoy.

En la televisión sin embargo no será un verano de fichajes a golpe de talonario o revoluciones, ya que la época estival la marcarán las licencias de televisión; las que posiblemente quite el Supremo-hasta ocho- y las seis que entregue el Consejo de Ministros, que ya tienen nueve novias; Mediaset, Atresmedia, 13 TV, Secuoya, Real Madrid TV, El Corte Inglés, Prisa, Vocento y Kiss FM.

El papel podría traertambién novedades, aunque sin duda la principal sería un acuerdo de fusión entre Vocento y Unidad Editorial, que nos dejaría un gigante con dos periódicos generalistas, un deportivo, un económico, una extensa red de prensa regional, cuatro licencias de televisión y centenares de postes de radio.

Y por último sobre la prensa digital el personaje del verano es sin duda Pedro J. Ramírez, que pondrá este otoño en pie El Español. ¿Lo hará con Eduardo Inda como firma VIP o el navarro fundará su propio medio? Por desgracia es pronto para saberlo.

Comentarios