Atresmedia Radio se convierte en un modelo de negocio rentable mientras Prisa Radio se hunde







Analiza brillantemente PR Noticias el llamativo contraste de los números de Atresmedia Radio con los de Prisa Radio en el primer trimestre del año. Y es que mientras la compañía de Planeta gana 4,8 millones de euros, la división radiofónica que pastorea Cebrián cede 1,8 millones. Las razones para llegar a este momento son variadas. Pero la principal es sin duda la decadencia de Prisa, agudizada en sus emisoras musicales con el hundimiento de Los 40 Principales, que no funciona ni tirando de talonario.

Tampoco ayuda que Cebrián sacrificase la línea editorial de la Cadena SER tras su pacto subterráneo con Génova. Ésto ha llevado a la SER a la irrelevancia, uniéndose el viraje ideológico a fallos como el éxodo de los deportes, la desafortunada cancelación de los programas que "hacían oyente"-El Cine o Si amanece...- y el errático relevo de comunicadores, cuando decidieron dejar de promocionar a voces de la casa-Miguel Ángel Oliver o Pedro Blanco- para pasar a fichar a insípidas voces de Telediarios como Pepa Bueno o Carles Francino. En Atresmedia Radio por el contrario las cosas funcionan, comenzando por Europa FM, que se ha convertido en la vanguardia de la radio juvenil y musical, y acabando por Onda Cero, que sigue girando a la izquierda: empezaron con Julia Otero, han seguido con Juan Ramón Lucas y la temporada que viene, si fichan a Monserrat Domínguez para llevar La Brújula, Onda Cero mutará en la Sexta Radio, cadena con la que dicen que soñaba Lara antes de morir.



Comentarios