Primavera agitada en Fuencarral







Doce de los grupos principales grupos mediáticos españoles viven días de ruido y furia por primavera. Es el caso de Mediaset, que debiera encontrarse de fiesta tras presentar unos sobresalientes resultados económicos en el primer trimestre. Aun así hay tres hechos que enrarecen la atmósfera en Fuencarral; el primero son las continuas guerras económicas con los presentadores, a los que se les exige austeridad mientras reparten beneficios. Esta causa ha propiciado la salida de dos de las estrellas de Cuatro, Risto Mejide y Pedro Garcia Aguado, mientras que de la misma cadena salió Jesús Cintora tras presiones políticas o como prenda de Vasile ante Rajoy para postularse como grupo afín ante la entrega de nuevos canales. El segundo hecho es el imprevisible panorama que se barrunta en la TDT, de la que podrían salir el próximo 23 de junio sus cuatro canales temáticos; FDF, Divinity, Boing y Energy, pudiendo volver los dos primeros a emitir si Mediaset es agraciada con dos canales gubernamentales. El tercer hecho y sin duda el más importante es la oferta de Vivendi sobre Mediaset, ahora que Berlusconi prepara jubilación, hecho que dejaría con pie y medio fuera a Paolo Vasile y compañía.

El baile de la programación tampoco ayuda a mejorar el clima de la cadena, que intentará a partir de junio remontar en los sábados noche, donde según informa Fórmula TV, Atresmedia les aventaja en trece puntos. Es por ello que Un tiempo nuevo pasará a Cuatro y la Liga BBVA se irá para no volver a Mediaset, pudiendo aterrizar la próxima temporada en TVE. También de cara al verano volverá Aquí Paz y después Gloria, después del enfado público de Resines, saldrá Robin Food y podrían llegar en su lugar o el show Cámbiame o el debate juvenil Patas arriba, además de la llegada de ¡Vaya fauna! que cocina la sobrina de Il Cavaliere.

Otro de los aspectos que deberá esclarecer Vasile es el futuro de las llamadas "productoras de confianza", ya que tres de ellas; Alba Adriática, Big Bang Media y 60 db han perdido la confianza del consejero delegado italiano. Otra que jugaba un rol parecido era Molinos de papel, y por desgracia para ellos sus últimos trabajos han sido para otras cadenas, al igual que las productoras de José Luis Moreno y Alberto Carullo. Sigue, bajando su cotización día a día, Mandarina producciones, que ha visto como patinaba Un tiempo nuevo, como Aquí Paz y después Gloria era retirada, como Las mañanas de Cuatro perdían el liderazgo del mediodía, como I love TV era cancelado y como ¡Qué tiempo tan feliz! ha visto reducida su duración, y por lo tanto su facturación.

La que sí goza de la confianza de Vasile es La Fábrica de la tele, que además de tutelar el universo Sálvame, intenta que Viajando con Chester mejore-a partir de ahora lo podría hacer con políticos como invitados y sin Salvados enfrente-. La compañía de Adrián Madrid y Óscar Cornejo tiene además en antena Cazamariposas, prepara el estreno de Cámbiame-que bien pudiera presentar Martina Klein, tal y como avanza Yotele- y tiene en la recámara la vuelta de Hable con ellas.








Comentarios