Los editores de El País, El Mundo y ABC respiran a medias tras siete años en la UVI







Los grandes multimedias españoles parece que comienzan a ver la luz tras siete años de tinieblas. Y aunque el trío de grandes editores de papel nacionales-Prisa, Vocento y Unidad Editorial- sigan arrastrando deudas mastodónticas, sus números parece que comienzan a brillar ligeramente. Y eso que el papel sigue menguando en ventas y publicidad, pero la austeridad gracias al recorte de gastos, en especial en la partida de personal, ha logrado mejorar las maltrechas cuentas de los dinosaurios del papel.

Es el caso de Prisa, editora de El País, As o Cinco días, que anunció hace unos días que ha cancelado deudas por valor de 385 millones de euros. Por lo tanto el plan de refinanciación que acordó Cebrián con sus acreedores va por buen camino, ya que según los planes para diciembre de este año habrá reducido su deuda más de 1.500 millones de euros y habrá amortizado más de 3.000 millones en comparación con las salvajes deudas de más de 5.000 millones de euros que llegó a alcanzar en el siniestro 2008.

Gracias a negocios con números en negro como As, su televisión en Portugal o su división latinoamericana, amén de la operación de venta de un activo tóxico como Canal +, Prisa parece ver la luz, aunque la división radiofónica nacional deberá mejorar sus resultados. Esta operación está encomendada a Vicente Jiménez, que ha empezado una tímida revolución aparcando espacios míticos que se habían quedado anticuados-Los Toros o Hablar por hablar- y que podría liderar una autentica revolución veraniega en los principales programas de la Ser.

Vocento también sueña con resultados mejores, aunque los primeros síntomas van por buena dirección, ya que en el primer trimestre del año el editor de ABC y prensa regional ha perdido "solo" 1,7 millones de euros, suponiendo esta cifra una reducción de un 73% respecto al primer trimestre del año pasado.
Y Unidad Editorial ha cerrado el círculo presentando un EBDITA negativo de 2,5 millones de euros en los primeros tres meses de 2015, cifra que contrasta con los 20,6 millones de euros que perdió a comienzos de 2014.

Los tres grupos ya han anunciado que optarán a uno o dos de los nuevos seis canales que entregará en los próximos meses el Consejo de Ministros, aunque la terna no aparece como favorita para la prensa especializada. Los que no se presentarán serán los dos editores más importantes de Cataluña, Godó y Zeta. El primero está centrado en la aprobación por parte de Competencia de la entrada de Mediaset en su canal autonómico, 8 TV, mientras que la compañía que dirige Asensio junior sigue a la espera de la entrada de los Lara en el accionariado de El Periódico, que parece que quedó aparcada tras la muerte del presidente de Planeta.



Comentarios